Los tipos si­guen en los mismos ni­veles de marzo de año pa­sado y del cierre del pa­sado ejer­cicio

La banca ajusta la competencia en precios antes de la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria

Los bancos ya han hecho gran parte del tra­bajo para adaptar sus hi­po­tecas a la nueva le­gis­la­ción

Hipotecas
Hipotecas

El día 17 de junio se apli­cará por pri­mera vez la Ley Hipotecaria. En cues­tión de poco más de dos se­ma­nas, las re­glas que han re­gido el ne­gocio hi­po­te­cario su­frirán un vuelco his­tó­rico. Un giro ra­dical con tres grandes cla­ves: la banca asume todos los gastos del prés­tamo salvo los de ta­sa­ción, no se puede vin­cular la hi­po­teca a la con­tra­ta­ción de otros pro­ductos y se allana el ca­mino para que los clientes puedan cam­biar si no están sa­tis­fe­chos con su banco.

En el sector hay división de opiniones, según por dónde sopla el viento. Las entidades tradicionales, con cuotas en el mercado hipotecario que superan el 10%, se enfrentan a la necesidad de adaptar su oferta hipotecaria (la mayoría ya lo ha hecho) a los nuevos tiempos. Las nuevas, que llegan del universo 'fintech' sin cargas, saben que están ante una oportunidad de oro para convertirse en 'players' relevantes a medio y largo plazo.

Pero los intereses de unos y otros confluyen en los precios. Si la vieja guardia necesita mantener una oferta atractiva para conservar la clientela, los nuevos jugadores tienen que presentar los precios más competitivos posibles para entrar en el grupo de los mejores. La fusión de estas dos corrientes está manteniendo los tipos de interés en niveles agresivos a la espera de que la Ley Hipotecaria vea la luz verde definitiva. La mayoría de las entidades ya se ha adelantado.

"La nueva Ley marca un antes y un después. La lógica dice que los bancos teníamos que subir los tipos de forma significativa porque nuestros costes son ahora mayores, como también es mayor el riesgo de perder clientes. Pero la realidad es que con los tipos en el 0% necesitamos mantener muy vivo el negocio hipotecario. Y hemos optado por hacer un esfuerzo para seguir saliendo en la foto", señalan en una entidad que lejos de retocar al alza las condiciones de sus hipotecas, ha asumido todos los gastos.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del cierre del mes de marzo dicen que el tipo de interés medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas fue del 2,62%. La cifra es la misma de febrero y se sitúa ligeramente por encima del 2,57% del primer mes del año. Pero lo realmente relevante es que sigue en los mismos niveles de marzo de año pasado y del cierre del pasado ejercicio. Por lo tanto, la banca mantiene viva, muy viva, la batalla.

Y además hay que tener en cuenta que en el tipo medio influye el crecimiento continuo de las hipotecas fijas en la nueva producción, que cada uno de los últimos meses supera ya el 40% del total. Es en este tipo de hipotecas donde más se está notando la subida de precios, que por definición son sensiblemente más altos que los de las hipotecas variables. Los tipos de estás últimas se han reducido en marzo cerca de un 3% respecto al mismo mes del año pasado.

Por lo tanto, la banca sigue inmersa en una dura batalla por ofrecer las mejores condiciones. Son bastantes las que han elevado los precios, pero lo han compensado en todo o en parte asumiendo nuevos gastos o incluso eliminando comisiones. "La competencia aprieta tanto o más que antes del lío judicial sobre el IAJD y obliga a las entidades a hilar muy fino con sus decisiones", señalan en una gran entidad nacional.

Lo cierto es que a unos pocos días de que la Ley Hipotecaria entre en vigor, los bancos ya han hecho gran parte del trabajo para adaptar sus hipotecas a las nueva legislación. Los expertos creen que puede haber nuevos movimientos, pero que salvo sopresa ya será testimoniales. Las entidades intentarán llegar al día 17 con todos los deberes hechos para poder defender que mantendrán sus ofertas con la nueva ley ya en marcha.

Artículos relacionados