Monitor de Innovación

Las pre­vi­siones tec­no­ló­gicas de Deloitte para este año su­peran pre­dic­ciones

El 5G, la Inteligencia Artificial y la impresión 3D marcarán el paso en 2019

La radio sigue fuerte pese a las crí­ti­cas: el 85% de la po­bla­ción mun­dial le será fiel

Deloitte
Deloitte

De la ciencia fic­ción al salón de su casa. La ge­ne­ra­li­za­ción de la Inteligencia Artificial (IA), la nueva ge­ne­ra­ción de tec­no­logía móvil (5G) y las casi in­fi­nitas po­si­bi­li­dades de la im­pre­sión en 3D son al­gunos de los sec­tores tec­no­ló­gicos que se re­par­tirán el li­de­razgo du­rante el año en curso. Junto a ellos, otros de uti­lidad so­cial más du­dosa, como las apuestas de­por­ti­vas, re­cla­marán su es­pa­cio.

Así se desprende del informe de Deloitte 'Predicciones de Tecnología, Medios y Comunicaciones', en el que la compañía realiza sus vaticinios sobre los segmentos de la innovación que más calado tendrán en la sociedad. Otros ingenios de perfil más bajo, como los altavoces inteligentes o la radio, también experimentarán importantes avances, según el documento.

El 5G y la IA llegan para quedarse

"Aunque es probable que se necesiten años para que las redes 5G repliquenla posición dominante en el mercado que tienen hoy las redes 4G" - explica el informe- "muchos operadores de telecomunicaciones ya encuentran un gran aliciente en subirse al carro de la tecnología 5G por razones de velocidad, latencia, penetración y, especialmente, capacidad".

Se espera que este año 25 operadores internacionales hayan lanzado el servicio, a los que se sumarían otros 26 en 2020. Asimismo, Deloitte afirma que las compañías apretarán el paso en el desarrollo y penetración de los servicios de Inteligencia Artificial: para 2020, los porcentajes de integración del software con IA en la nube alcanzarán el 87%, mientras que los servicios de desarrollo en la nube llegarán al 83%. Un binomio, el de la IA y la nube, que "democratizará las capacidades" de aquella.

Altavoces inteligentes y fiebre deportiva

Los altavoces inteligentes con conectividad a la Red alcanzarán un volumen de ventas de 7.000 millones de dólares, gracias a las 164 millones de unidades que volarán de los estantes. Un crecimiento del 63% respecto a los 98 millones vendidos en 2018 que los convertirán en el dispositivo de más rápida expansión comercial este año. Sus numerosas aplicaciones y la rebaja de los precios serán clave en su éxito.

Por otro lado, los deportes retransmitidos por televisión pisarán fuerte en el mercado, y la tendencia de aventurar el dinero seguirá calando hondo en el mundo desarrollado. La compañía predice que en 2019, el 60% de los varones estadounidenses entre 18 y 34 años que vean deportes en televisión también harán apuestas.

Asimismo, el vínculo entre las apuestas y el deporte también funciona en sentido contrario: cuanto más apuesten, más contenido deportivo visualizarán, lo que será aprovechado por un sector, el de las apuestas deportivas, que ya alcanza los 500.000 millones de dólares a nivel mundial. La rama digital de los deportes, los llamados eSports, verá incrementada su cuota de mercado un 35%.

La radio, confluencia planetaria

Al igual que en 2018, un 85% de la población mundial continuará escuchando la radio, un medio de comunicación "sistemáticamente subestimado", al menos una vez a la semana. "La radio ha desafiado todos los pronósticos en el mundo digital. A pesar de pertenecer a los medios de comunicación de la 'vieja escuela', el alcance, los ingresos y la resiliencia de la radio se perfilan sorprendentemente sólidos", proclama el estudio.

Las ventas relacionadas con la impresión 3D de grandes empresas que cotizan en bolsa -incluyendo impresoras, materiales y servicios 3D empresariales- superarán los 2.700 millones de dólares en el 2019 y los 3.000 millones en el 2020. Este área de la industria está lista para crecer a aproximadamente un 12.5% en este bienio, más del doble de su tasa de crecimiento de los años anteriores.

En cuanto a los ordenadores cuánticos, la revolución tendrá que esperar. Deloitte no contempla que reemplacen a la computación tradicional a corto plazo, produciéndose las primeras unidades de uso general a finales de la década de 2030.

Artículos relacionados