EMPRESAS

FCC, nueva planta de reciclaje

Con an­te­la­ción a la fecha pre­vista, ya se en­cuentra a pleno fun­cio­na­miento el Centro de Reciclaje y Recuperación de Energía (CRRE) de Millerhill, Midlothian, cerca de Edimburgo, en Reino Unido, desa­rro­llado por FCC Environment (la fi­lial in­glesa de FCC Medio Ambiente).

La nueva planta de valorización energética de residuos, que da servicio a los municipios de Edimburgo y Midlothian, dispone de tecnología de última generación, comenzó su construcción en octubre de 2016 y ha estado recibiendo residuos en prueba desde octubre de 2018. En diciembre desde ese mismo año se sincronizó la turbina y se efectuó por primera vez la exportación de energía a la red.

El CRRE de Millerhill, ha supuesto una inversión de 142 millones de libras esterlinas y ha sido desarrollado por FCC Environment junto con los ayuntamientos de Edimburgo y Midlothian, a través de un contrato firmado en octubre de 2016 para construir y gestionar la planta por un periodo de 25 años.

La instalación ha sido construida en un emplazamiento de terrenos industriales originariamente abandonados y que ahora han sido recuperados para la actividad económica. Tratará anualmente aproximadamente 135.000 toneladas de residuos domésticos y otras 20.000 toneladas de residuos comerciales, y generará electricidad suficiente para satisfacer las demandas de energía de cerca de 32.000 viviendas.

Se están desarrollando también propuestas de calefacción distrital que permitan maximizar el aprovechamiento energético de la instalación.

En la actualidad ya está operativa una instalación aneja concebida para tratar los residuos de la fracción orgánica. Esta planta y el CRRE de Millerhill, que tratarán residuos tanto alimenticios como no reciclables, creando en ese proceso energía renovable, ayudarán a los ayuntamientos de Edimburgo y Midlothian a contribuir al objetivo nacional de un 70% de reciclaje antes de 2025, y al objetivo nacional de un 95% de desvío de los vertederos en el mismo año.

En los últimos años, el área de servicios ambientales del Grupo FCC ha obtenido importantes adjudicaciones en el ámbito internacional. Recientemente ha entrado en operación la planta de reciclaje de Houston que separará y valorizará todos los materiales reciclables de la ciudad y la posterior comercialización de los mismos, durante un plazo de hasta 20 años.

La planta, con una capacidad de hasta 145.000 toneladas al año, ha sido diseñada, financiada y construida por FCC y se une a la también reciente planta de reciclaje de Dallas (Texas), que funciona a pleno rendimiento y que ha sido seleccionada por la National Waste & Recycling Association (NWRA) como la Mejor Instalación de Reciclaje de Norteamérica. FCC Environmental Services también ha resultado adjudicataria recientemente del contrato de recogida de residuos sólidos urbanos en el Condado de Palm Beach (Florida) por un importe de 215 millones de dólares (unos 191 millones de euros).

En el Reino Unido, FCC Medio Ambiente ha cerrado recientemente un acuerdo con el fondo danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) para desarrollar en Lostock una de las mayores instalaciones de valorización energética de residuos de Europa, con capacidad para 600.000 toneladas al año.

También se ha adjudicado recientemente el contrato de Recogida de Residuos y Limpieza Viaria de Northamptonshire, que supone una cartera de 20 millones de euros. En España es muy destacable la adjudicación a la empresa de la segunda fase del Complejo Medioambiental de Guipúzcoa CMG-2, que realizará durante 20 años el tratamiento, recuperación y valorización energética de 102.000 toneladas anuales de diversos residuos.

Artículos relacionados