Las 'utilities' re­claman un pe­ríodo de con­so­li­da­ción de las fuertes subidas acu­mu­ladas

El Ibex 35 busca relevos para unos líderes de 2019 con signos de cansancio

Con la banca en ten­tador riesgo, cons­truc­toras y tec­no­ló­gicas son las me­jores bazas

Salida a bolsa de solaria
Las renovables son una opción.

Las su­per­es­tre­llas del Ibex 35 en 2019 re­claman un justo des­canso. Los Cellnex, Iberdrola, Naturgy o Inmobiliaria Colonial han se­guido abas­te­ciendo de ga­nan­cias al se­lec­tivo tam­bién en este mes de mayo tan com­plejo. A pesar del re­cru­de­ci­miento de la guerra co­mer­cial, de los te­mores al 'Brexit' y de la nueva cita elec­toral del pa­sado do­mingo, estos va­lores que suman ga­nan­cias entre el 20% y el 40% en el año están apu­rando sus úl­timas fuer­zas.

El grupo ha hecho un enorme esfuerzo alcista en lo que va de año. En unos meses complicados, han marcado la diferencia, bien sea por la buena marcha de sus negocios, por la expectativa de posibles operaciones corporativas o como en el caso de las 'utilities' por su carácter de valores refugio con altas rentabilidades por dividendo. Pero de cara al segundo trimestre, van a necesitar relevo porque ya están ofreciendo signos de cansancio.

Por ejemplo, Goldman Sachs acaba de señalar a Naturgy como ejemplo de valor agotado. Ha dado un giro de 360 grados a su recomendación desde comprar a vender con el argumento de que lo mejor en términos de beneficio y dividendo futuro ya está descontado en el precio. La media de los analistas ya cree que no tiene potencial alcista a medio plazo, como ocurre en los casos de Cellnex, Red Eléctrica, Iberdrola, Endesa, Aena o Colonial.

"La realidad es que estos valores no dejan de superar las mejores previsiones de los analistas desde hace muchas semanas. Lo están haciendo muy bien en términos de cuenta de resultados, pero no cabe ninguna duda de que necesitan una corrección o que, como mínimo, deben afrontar una fase de consolidación de los niveles alcanzados, en muchos casos máximos históricos", señala el gestor de una firma nacional que no ve claros los relevos.

Compañías como Acciona, Ferrovial o Siemens Gamesa que están subiendo mucho en Bolsa este año aun están lejos de agotar los mejores precios previstos por los 'broker'. Pero hará falta más combustible para propulsar una bolsa que ha perdido el favor de sus inquilinos más influyentes. Se trata de los bancos, que siguen en su particular viaje hacia ninguna parte, aesidados por los tipos al 0% en Europa y el temor a la sentencia europea sobre el IRPH de las hipotecas.

"No parece que pueden bajar mucho más. Desde este punto de vista, no creo que haya razones para la preocupación. Pero tampoco se ven catalizadores que puedan justificar una subida de los bancos. No se ve cómo ni por qué. Lo normal es que se vean abocados a un verano plano", señalan fuentes bursátiles que recuerdan que tendrán que ser otros sectores los animadores de un Ibex 35 metido en una horquilla muy estrecha en los tres últimos meses.

Los expertos ponen buena parte de sus esperanzas en los valores que han sido muy castigados en las últimas semanas por factores ajenos a la marcha de sus negocios, como es el caso de Ence o IAG, que han perdido más de un 15% de su valor sólo en este mes de mayo. O en otros como Indra o la propia Siemens que en estas últimas semanas están inmersos en una profunda corrección y han recuperado atractivo a ojos de los grandes inversores.

Artículos relacionados