La bolsa puede man­tener el re­bote téc­nico tras el fuerte cas­tigo re­ci­bido en las úl­timas se­ma­nas.

El Ibex pasa la página de la incertidumbre política tras un resultado tranquilizador

Los in­ver­sores co­tizan al alza un ba­lance final que deja a los par­tidos po­pu­listas fuera del radar

Ibex 35
Ibex 35

La Bolsa es­pañola ha im­pac­tado con mucha tran­qui­lidad los re­sul­tados elec­to­ra­les. Algunos creen que con de­ma­siada tran­qui­li­dad. Lo dice un ana­lista im­por­tante del mer­cado: "No hay es­ce­nario per­fecto, pero cual­quiera ha­bría apos­tado por un re­sul­tado elec­toral como el que han de­jado las elec­ciones ge­ne­ra­les, las lo­cales y las eu­ro­peas. No puede ser más tran­qui­li­zador a corto y a medio plazo. Muchos in­ver­sores que ha­bían de­ci­dido estar en li­quidez por el temor a un auge de los par­tidos po­pu­listas van a volver poco a poco al mer­cado, que por otra parte está muy débil tras el úl­timo pro­ceso co­rrec­ti­vo".

El mismo gestor de carteras nacional,, como la mayoría de los expertos, cree que el factor de incertidumbre política ha desaparecido casi completamente. A la espera de los pactos, son los partidos constitucionalistas más comprometidos con el proyecto europeo los que han tomado la vara de mando. Los analistas creen que a partir de ahora, la política pasa a cuarto plano en los mercados. La guerra comercial, Wall Street y el 'Brexit' copan todo el interés.

Este lunes, el Ibex 35 se permitió una subida suave cercana al medio punto porcentual. Como el pasado 28 de abril, después de las elecciones generales, el selectivo avanzó sin excesos, pero lo suficiente para dar el visto bueno al veredicto de las urnas. La caída de Podemos y el estancamiento de Vox han sido bien recibidos sobre todo por los inversores extranjeros, siempre temerosos del auge de formaciones de corte populista y transgresor en las politicas económicas.

"El pinchazo de Podemos es muy importante. El mercado estaba preocupado despues de las generales por el distanciamiento entre PSOE y Ciudadanos. Apostaban por un acuerdo entre estas dos formaciones. Pero el hecho de los socialistas hayan dejado muy atrás a Podemos hace que el PSOE gane mucha fuerza en cualquier negociación. Y eso rebaja mucho las posibilidades de políticas ecónomicas que pongan en tela de juicio el objetivo de déficit", señalan en una gran gestora internacional.

Con estas cartas sobre la mesa, los expertos creen que el Ibex puede mantener el rebote técnico que empezó a finales de la semana pasada. En mayo, ha perdido en dos ocasiones el nivel de los 9.100 puntos y siempre ha reaccionado cuando el gran soporte de los 9.000 parecía en peligro. Ahora, con el factor político prácticamente desactivado, los expertos apuestan por una continuidad de la subida si el contexto internacional no se pone mucho más díficil.

Si las elecciones locales han tranquilizado al mercado (que el PP haya parado la caída y mantenga plazas como la Comunidad de Madrid también ha sido bien cotizado en bolsa), las europeas tampoco han elevado significativamente la inquietud. Hay algunos puntos escabrosos, como la victoria populista en Francia, Italia y Polonia. Y también es llamativo el positivo resultado del partido del 'Brexit' en el Reino Unido, que amplía las posibilidad de una adiós sin acuerdo a la zona euro.

"El polo antieuropeísta está ahí para quedarse", señala un analista de un banco español, que no obstante rebaja la inquietud asegurando que dos de cada tres votos han ido a parar a proyectos políticos que defienden la zona euro. "Además -señala el mismo experto- un 'Brexit' caótico ya está hasta cierto punto descontado en las bolsas. El mercado posee grandes mecanimos de anticipación y parte del peor escenario ya está en los precios".

Si Reino Unido y la posibilidad de unas nuevas elecciones en Italia son ahora los potenciales desestabilizadores de la zona euro, no es menos cierto que el retroceso de las opciones más radicales en Alemania, Austria y Holanda ayudan a despejar el horizonte. "Lo importante es que las elecciones europeas no cambian nada a medio plazo. En las próximas semanas no hay nada especialmente malo que cotizar de lo que ha salido en las urnas", señalan en una gestora nacional.

Por lo tanto, la relajación empapa los mercados europeos, y muy especialmente al español, que tras una primavera electoral muy caliente ha excluido el peor de los potenciales escenarios políticos. Todos los ojos miran ahora a las negociaciones sin fecha entre Estados Unidos y China con la guerra comercial de por medio, y a los nuevos datos macro en Europa después de una última batería de cifras preocupante que aleja en el tiempo el final de la era de los tipos al 0% en Europa.La bolsa puede mantener el rebote técnico tras el fuerte castigo recibido en las últimas semanas.

"No hay escenario perfecto, pero cualquiera habría apostado por un resultado electoral como que el han dejado las elecciones generales, las locales y las europeas. No puede ser más tranquilizador a corto y a medio plazo. Muchos inversores que habían decidido estar en liquidez por el temor a un auge de los partidos populistas van a volver poco a poco al mercado, que por otra parte está muy débil tras el último proceso correctivo".

Artículos relacionados