La venta de in­mue­bles su­pe­rará la ba­rrera de las 615.000 casas y el precio au­men­tará más de un 4%

La vivienda, gran reto de los nuevos alcaldes y el gran fracaso de la legislatura de 2015

Madrid y Barcelona han su­frido una bur­buja del al­quiler de al­re­dedor de un 40%

Viviendas en venta
Viviendas en venta

El pro­blema de la vi­vienda es uno de los ma­yores retos a los que se en­fren­tarán los nuevos al­caldes que han sa­lido ele­gidos de estas elec­ciones mu­ni­ci­pa­les. La an­te­rior le­gis­la­tura ha de­mos­trado que la ma­yoría de los ayun­ta­mientos no han sa­bido res­ponder a las ne­ce­si­dades que afronta una gran parte de la po­bla­ción: poder com­prar una casa o hacer frente al al­qui­ler. En todas las en­cues­tas, el paro y la vi­vienda son las dos ma­yores preo­cu­pa­ciones de los ciu­da­da­nos.

Los precios han vuelto a tomar la carrera alcista y los sueldos no han seguido la misma suerte. Con los salarios actuales, comprar una vivienda sigue siendo tarea imposible para las familias jóvenes. En el primer trimestre, la vivienda libre se encareció un 4,4% y, si lo comparamos con el último trimestre de 2018, aumentó un 1,1%. Madrid es la ciudad donde más sube (8,3%), seguida de Navarra (7%%), Cataluña (5,1%), Canarias (5%) y Andalucía (4,7%).

La venta de vivienda superará este año la barrera de las 615.000 casas y los precios se estima que aumentarán más de un 4%, según se desprende del informe residencial de la consultora inmobiliaria CBRE. Una cifra que supone todo un record en cuanto a operaciones se refiere pero que no da respuesta al gran problema de comprar un piso por parte de los jóvenes. Una gran parte de estas operaciones son realizadas por personas jurídicas y otra gran parte corresponden a fondos de inversión y socimis.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 se vendieron 515.051 viviendas un 10,1% más respecto a 2017. Las operaciones sobre pisos de segunda mano se elevaron a 442.531, lo que supone un aumento de un 9,9%. La cifra de pisos a estrenar ascendió 92.520 con un aumento también de 11,1%.

Nula política de vivienda

Estas cifras expuestas así pueden hacer dudar de que el problema de la vivienda no es tal y que el mercado ha recuperado el vigor de antes de la crisis de 2008. Realmente hay una parte de razón en este punto. La compraventa de pisos se ha recuperado aunque no estemos en las cifras de 2017 cuando se cerraron más de 775.000 operaciones.

Otra cuestión es la poca o nula política de vivienda que realiza tanto el Gobierno Central como las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. Lo que ha demostrado la anterior legislatura es la falta de capacidad que han mostrado las corporaciones municipales para hacer frente a la escasez de vivienda a precio tasado y la nefasta política de alquiler que han desarrollado los ayuntamientos grandes. Según CBRE, Madrid y Barcelona concentran el 25% de las ventas que se realizan anualmente y representan el 40% del alquiler.

Ni Manuela Carmena ni Ada Colau han cumplido ninguno de los compromisos que airearon en cuanto a vivienda se refiere. Carmena prometió en 2015 construir unas 4.200 viviendas públicas para alquiler a precios asequibles y, según Ciudadanos, en los cuatro años de mandato sólo ha finalizado 63. Por su parte, Colau dijo también que construiría otras 4.000 y la cifra no alcanza el millar de pisos entregados.

La gran burbuja del alquiler

En cambio, las dos ciudades se han erigido como las urbes donde ha estallado la burbuja del alquiler. En Madrid, se estima que los precios del alquiler se han disparado un 40% y en Barcelona otro 36%.

De volver a gobernar en el ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena se ha comprometido esta vez a construir unas 3.000 viviendas en suelo municipal, de las cuales un 60% serán a precio tasado. Además, ha anunciado que elaborará una Ley de Vivienda autonómica.

El PSOE por su parte ha anunciado que promoverá un gran parque público de 16.000 viviendas en alquiler para EMVS. El PP dice que construirá 15.000 viviendas de alquiler mediante la colaboración del Ayuntamiento con el sector privado. Ciudadanos lleva en su programa construir 5.000 pisos para alquilar por parte de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) y otras 15.000 viviendas por empresas y cooperativas en suelo propiedad dela Corporación Municipal. Agilizar la concesión de licencias urbanísticas es otro de los compromisos.

Artículos relacionados