BOLSA

CCEP, con un sólido historial

Desde su in­cor­po­ra­ción al mer­cado de Londres a fi­nales del pa­sado mes de marzo, las ac­ciones de Coca Cola European Partners no han de­jado de marcar má­ximos ab­so­lu­tos. Una me­dida adop­tada para me­jorar la vi­si­bi­lidad de la com­pañía y lo­grar al mismo tiempo fa­ci­litar el ac­ceso a la in­ver­sión y au­mentar la li­qui­dez, uno de sus pocos puntos dé­bi­les.

Un desembarco que se ha producido además a todo lo grande gracias a unos magníficos resultados en el primer trimestre que permiten refrendar en la City el sólido historial de la compañía. El grupo embotellador ha obtenido un beneficio cercano a los 1.500 millones de euros entre enero y marzo, un 22,7% por encima de los contabilizados un año antes pese a ser unos de los períodos más flojos del grupo por la caída del consumo en invierno. Con todo, las ventas han experimentado un crecimiento del 5,2% hasta los 7.128 millones de euros.

Unas excelentes cifras, señalan los analistas, que avalan la estrategia de crecimiento del grupo en los últimos años, coincidiendo además con el lanzamiento de nuevos productos de Coca Cola basados en las cualidades de su receta original.

Todo ello ha llevado a la acción a encadenar una importante racha de máximos absolutos, con una revalorización acumulada del 25% en el año, hasta tantear la barrera sicológica de los 50 euros en las últimas sesiones.

Esta carrera alcista, sin embargo, empieza a generar cierto vértigo entre los bolsistas ante el temor de que se esté formando una peligrosa burbuja en torno al valor. La compañía se ha revalorizado un 75% en poco más de un año sin que, apuntan, los resultados puedan justificar por sí solos este espectacular avance. Máxime si se confirma el regreso a una fase económica recesiva con caída del consumo.

Artículos relacionados