El pre­si­dente de Repsol señala que “los úl­timos 12 meses han sido in­tensos para la ener­gía”

Brufau anticipa más subidas del petróleo por los conflictos de Venezuela y Libia

El Brexit, la ten­sión de EEUU con Irán y China y el con­flicto de los cha­lecos ama­ri­llos lo em­peo­rarán

Antonio Brufau, pte. de Repsol.
Antonio Brufau, pte. de Repsol.

El pre­si­dente de Repsol, Antonio Brufau, ha ad­ver­tido de que los con­flictos que ac­tual­mente se su­ceden en el mundo pueden tener un im­pacto sobre la energía y otros as­pectos de la eco­nomía mun­dial. Los pro­blemas de Venezuela y Libia -dijo- tras­cienden ya sus fron­teras y ten­drán un im­pacto sobre los pre­cios de los hi­dro­car­bu­ros.

Además, otros aspectos como el Brexit, la situación de los chalecos amarillos en Francia y la tensión entre EEUU e Irán y China arrojan grandes incertidumbres.

“Han pasado muchas cosas en los últimos 12 meses y muchas de ellas tienen un impacto sobre la energía”, advirtió Brufau en unas jornadas organizadas por el Comité Español del Consejo Mundial de la Energía (CECME) y el Club Español de la Energía, celebradas en la propia sede de Repsol.

En el caso concreto de Libia, donde la compañía tiene intereses petrolíferos, pidió a Occidente que sea capaz de resolver este conflicto, tanto por los efectos que está teniendo sobre la población, como por las repercusiones en las empresas petroleras instaladas en la zona. Brufau se refirió de pasada a Venezuela pero la incluyó dentro del mismo problema pues, según dijo, su situación tiene derivaciones en otros países y en empresas.

Brufau nombró a Siria como otro de los graves conflictos que hay en el mundo, con 8 años ya de guerras, y el problema de la guerra civil que sufre la República del Yemen desde 2014, como consecuencia del golpe de Estado sufrido en 2014 contra el presidente Abd Rabbub Mansur al-Hadi.

Trump, en el ojo del huracán

El máximo ejecutivo de la petrolera se refirió igualmente al efecto que está teniendo sobre terceros países y las empresas las sanciones económicas que el presidente estadounidense, Donald Trump, aplica a determinados gobiernos. “Veremos qué efectos tienen sobre la capacidad empresarial mundial”, declaró. En este sentido, se refirió concretamente a la escalada de tensión que Trump ha generado con Irán al amenazar a las empresas y a los gobiernos que compren crudo y los problemas de aranceles con China.

El movimiento de los chalecos amarillos contra el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, por el impuesto de los hidrocarburos, y la situación del Brexit, son dos situaciones de las que dijo “se han convertido en un laberinto sin una salida clara”. Bufrau señaló que, tanto el conflicto de los chalecos amarillos como el Brexit, están siendo dos amenazas geopolíticas, que “nadie puede adivinar como concluirán”.

El presidente de Repsol dibujó una situación bastante gris del momento que se vive en todo el mundo pues, según admitió, muchos de todos los problemas enumerados tienen un impacto sobre la energía. Brufau dijo además que el cambio climático puede afectar a la seguridad energética.

Efectos sobre los mercados energéticos

El presidente del Club Español de la Energía, Miguel Antoñanzas, manifestó, por su parte, que algunos de los problemas geopolíticos que se viven en el mundo no solo no se han resuelto sino que se han acrecentado. Antoñanzas reconoció también que todo ello afecta a los mercados energéticos, generando grandes incertidumbres.

El ex ministro de Industria y Energía, Claudio Aranzadi, coordinador el estudio Energía y Geostrategia 2019, señaló que de los nuevos factores de riesgo que actualmente existen en el mundo están centrados en Estados Unidos. “Grandes factores de incertidumbre han venido precedidos de la presión que ejerce EEUU”, afirmó Aranzadi.

Sobre Venezuela e Irán, señaló que algunos expertos no prevén un desenlace militar, pero que la gravedad del problema está en el país iraní por los efectos energéticos que tendrá sobre el petróleo.

El teniente general Rafael Sánchez Ortega, director del Cesedem, expresó que la energía juega un papel decisivo en el orden mundial y destacó que la incertidumbre y el riesgo geopolítico en el entorno energético es hoy cada día mayor.

Artículos relacionados