BOLSA

San José, una vela a Chamartín

No solo el BBVA es el gran pa­gano del nuevo parón de la ope­ra­ción Madrid Nuevo Norte,. La an­tigua ope­ra­ción Chamartín ha fre­nado en seco la pro­yec­ción en Bolsa del Grupo San José. El pro­yecto no ha lle­gado a tiempo para apro­barse en esta le­gis­la­tura y queda pen­diente para el primer pleno des­pués de las elec­cio­nes.

Aunque este proyecto, maldito desde sus inicios, había logrado un amplio consenso tras 25 años de tiras y aflojas, los mercados temen que los resultados de las elecciones locales que se celebran este domingo puedan deparar ahora nuevos cambios y retrasos.

La sola mención de esta posibilidad ha provocado una caída de la cotización del Grupo San José de más del 10% en estos días frenando las fuertes subidas acumuladas en los últimos meses hasta sus máximos en nueve años en 6,75 euros a finales de abril. Este ajuste le ha llevado a romper algunos importantes niveles de soporte, aunque de momento mantiene la tendencia alcista primaria desarrollada desde finales de 2017.

El grupo inmobiliario participa con un 25% de la plataforma empresarial Distrito Castellana Norte, sociedad filial del BBVA, que posee los derechos de gran parte de los terrenos donde se ubica el proyecto. Un sustancial negocio que supondría un enorme espaldarazo a las cuentas de la compañía, ya de por sí muy positivas en los últimos meses.

Al cierre del primer trimestre, el beneficio del grupo se situó por encima de los 5,1 millones de euros, un 8,7% superior al obtenido en igual período del pasado ejercicio gracias al crecimiento de más de un 36% en la cifra de negocio con una facturación de 208 millones de euros. Una cifra alcanzada gracias a la buena marca de la actividad de construcción que representa el 70% de la cartera total del grupo y el 90% de la facturación.

Todo ello además con una posición neta de tesorería de algo más de 10 millones, tras aumentarla un 42%, y una deuda financiera de poco más de 111 millones de euros. De ahí que el mercado esté tan pendiente de la aprobación de Madrid Nuevo Norte, un proyecto que podría devolver al grupo San José a niveles cercanos a los registrados antes de la crisis de 2008.

Artículos relacionados