Monitor de Latinoamérica

Meliá, en el punto de mira de Donald Trump, que ame­naza in­ver­siones en la Isla

España cierra filas con sus empresas en Cuba frente a la ley Helms

Gobierno y CEOE crean un grupo de tra­bajo para apoyar a po­si­bles afec­tados

Cuba.
Cuba.

El Gobierno es­pañol dará ab­so­luto y ro­tundo res­paldo a las com­pañías na­cio­nales que operan en Cuba, tras la en­trada en vigor el 2 de mayo del tí­tulo III de la ley Helms, con el que la Administración Trump trata de pre­sionar a la Isla. Esta norma abre la puerta a de­mandas y san­ciones a firmas ex­tran­jeras que hagan ne­gocio con bienes con­fis­cados por las au­to­ri­dades tras la re­vo­lu­ción de 1959 y una firma es­pañola, Meliá, ya está en el punto de mira.

Gobierno y CEOE crean un grupo de trabajo para apoyar a posibles afectados España cierra filas en defensa de sus empresas en Cuba Meliá, en el punto de mira de la ley Helms, que amenaza inversiones en la Isla Carlos Álvaro – Tanto el Gobierno español como las autoridades de la UE han lamentado la decisión de Washington de aplicar plenamente la Helms y han avisado a EEUU que recurrirán a todas las medidas adecuadas para minimizar sus consecuencias.

En su reciente viaje a La Habana para asistir a la 39 edición de FITCuba, la ministra de Industria, Reyes Maroto, se reunió con las firmas españolas en Cuba, entre ellas Meliá, a las que transmitió apoyo frente a posibles demandas desde EEUU y la intención de defender las inversiones. “El Gobierno está no solo en la expansión, sino también cuando hay problemas, acompañando en la solución”, dijo, para advertir que Madrid está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias en defensa de los “legítimos intereses” de los que han apostado por la Isla.

La activación en EEUU del título III de la ley Helms, permite a estadounidenses demandar en los tribunales de ese país a compañías que se beneficien de terrenos o inmuebles expropiados tras la revolución. Entre las españolas que pueden recibir demandas destacan las hoteleras, que operan en régimen de empresa mixta más de 60 locales del Estado. Hoteleras (Meliá, Iberostar, NH, Barceló…); aerolíneas (Iberia, Air Europa) y bancos (BBVA, Sabadell) son las más expuestas. Y Meliá e Iberostar, con 34 y 21 hoteles, podrían ser las más afectadas. El título III ampara demandas contra quienes “trafiquen” con propiedades confiscadas, término que abarca alquiler, gestión y otros beneficios.

El Gobierno, CEOE y Cámara de Comercio española han creado un grupo de trabajo para dar respuesta a posibles demandas, trazar medidas de acompañamiento y anticipación a lo que pueden ser años de litigios y dar a los empresarios información y asesoramiento sobre la protección que pueden obtener en la Unión. La UE ha manifestado su frontal oposición a la ley Helms, por juzgar que contraviene el derecho internacional, y ha adelantado su intención de aplicar el ‘estatuto de bloqueo’, que prohíbe la aplicación en territorio comunitario de sentencias en EEUU sobre el Título III y permite a los demandados recibir indemnizaciones en cortes europeas. Y no excluye una demanda ante la OMC. “La aplicación de esa ley debilita la confianza de la asociación transatlántica”, ha señalado Bruselas. Canadá, otro gran inversor en la Isla, ha ficho que no reconocerá ninguna sentencia emitida bajo el Título III.

En su visita a Cuba, Maroto también reclamó a La Habana el pago gradual del dinero que se adeuda a proveedores. Cuba suma más de 330 millones de euros en impagos a empresas españolas. La ministra, que lamentó que en Cuba “la ley de inversiones siga siendo muy restrictiva”, solicitó que se reduzcan trabas y burocracia a la inversión. España, con 300 firmas en diferentes sectores, es líder en turismo en la Isla, donde administra 2 de cada 3 habitaciones hoteleras. Y se ha consolidado como segundo socio comercial de Cuba tras China. En 2018, las españolas batieron el récord de exportaciones a la Isla, 970 millones (+5,7%).

Ante la entrada en vigor de la norma de EEUU, el presidente de Cuba, Díaz-Canel y el ministro de Comercio, Malmierca, se han movilizado para dar garantías a las firmas extranjeras. La acción de EEUU busca dañar especialmente al turismo y, en general, trabar la inversión exterior: otro objetivo son las firmas instaladas en la Zona Especial Mariel. “Cuba reitera que aplicará las garantías establecidas para proteger la inversión extranjera ante la activación del Título III, que por su carácter extraterritorial, no tiene jurisdicción en Cuba”, dijo el presidente. Malmierca se reunió con 136 empresas, entre ellas Meliá, presente allí desde los 60, para ratificar seguridad legal y protección inversora.

Aunque aún no se han producido demandas a firmas españolas, estas pueden llegar en breve, ya que varias operan en terrenos o inmuebles expropiados. De hecho, Meliá afronta ya el anuncio de dos próximas demandas y podría ser la primera extranjera demandada en EEUU por la Helms si no compensa a la familia Mata, dueña original de un hotel en Cienfuegos (hoy Meliá San Carlos), administrada por la firma en empresa mixta con la cubana Gran Caribe. La otra, en los juzgados de Palma, atañe a herederos de una finca en Holguín, pero se basa en el Código Civil español, no en el recién activado Título III de la Helms.

La hotelera ha indicado que mantiene su apuesta por Cuba, que no es propietaria de activos que puedan ser reclamados “ni total ni parcialmente”, sino mera gestora y que opera legítimamente en la isla, aunque lamenta “la incertidumbre e inseguridad jurídica creada”. La firma afirma que proseguirá con su plan de expansión en Cuba, que prevé la apertura de 5 hoteles hasta 2020. Otra compañía que no se arredra es Iberia: acaba de anunciar que en 2018 logró un crecimiento del 8% en vuelos a Cuba y que apuesta por elevar su presencia allí.

Artículos relacionados