Monitor del Seguro

El primer tri­mestre se salda con un avance en primas frente a las caídas de hace un año

Un arranque sin brillo, pero más positivo

El des­censo de in­gresos del se­guro de Vida Ahorro sigue des­ace­le­rán­dose

Pilar González de Frutos, Unespa.
Pilar González de Frutos, Unespa.

El se­guro ha arran­cado el año 2019 sin mucha fguerza, pero con mu­chas más ganas que en 2018. Los in­gresos de las ase­gu­ra­doras por la venta de pó­lizas a cierre del pa­sado marzo as­cen­dieron a 17.826 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un cre­ci­miento del 1,10%. No es mu­cho, pero el re­sul­tado es bas­tante mejor que el lo­grado en las mismas fe­chas un año an­tes, cuando las primas del se­guro di­recto caían a un ritmo del 4,57%.

Una clave importante ha sido la evolución del negocio de Vida, que aunque sigue sufriendo el lastre de un prolongado contexto de bajos tipos de interés, está algo más animado. Las primas cayeron en el primer semestre un 1,04% hasta los 7.920 millones de euros. Entre enero y marzo de 2018 el descenso fue del 13,02%.

El ahorro gestionado mediante este tipo de seguros, medido a través de las provisiones técnicas, alcanzó los 191.929 millones a cierre de marzo, con un incremento del 3,80%, un porcentaje que muestra una aceleración respecto al ritmo de avance de hace un año, 2,22%.

La modalidad de Ahorro sigue siendo el eslabón débil. Las primas cayeron un 2,09% en el primer trimestre, pero este resultado no es tan malo como parece, ya que revela una importante mejora respecto a la situación en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando se desplomaron un 17,23%.

En cambio, el negocio de Vida Riesgo, aunque muestra mejor tono, con un avance en primas del 3,38%, ha comenzado a flojear respecto a su evolución de un año antes: entre enero y marzo de 2018 la facturación por la venta de estas pólizas creció un 10,53%. También llama la atención la desaceleración respecto a lo que ocurría apenas tres meses antes, cuando el volumen de primas avanzaba a un ritmo superior al 12%.

Respecto al negocio de No Vida, las primas crecieron un 2,88% hasta los 9.906 millones de euros. El avance también es inferior al de un año antes (3,93%). De hecho, todos los grandes ramos lo hicieron peor en este primer trimestre de 2019 que en el de 2018, salvo Multirriesgos. Autos mantuvo la tendencia a la desaceleración observado a lo largo de todo el ejercicio anterior, con un crecimiento del 1,93% (2,93% entre enero y marzo de 2018) hasta los 2.975 millones.

Salud, que se consolida como el segundo principal ramo de No Vida por volumen de primas con 2.313 millones de euros, creció un 3,67% (5,59% en el mismo periodo del año anterior). La modalidad de reembolso es la que exhibe el avance más contundente, un 4,07%; mientras que asistencia sanitaria, la modalidad más popular, creció un 3,76%; y la de subsidió experimentó un descenso en primas del 0,13%. Estos crecimientos muestran un cambio de tendencia respecto al año anterior, cuando era asistencia sanitaria la que tiraba del negocio de Salud (5,95%), reembolso crecía bastante menos (2,42%), y la modalidad de subsidio avanzaba a un ritmo nada despreciable (4,50%).

Los seguros Multirriesgos recaudaron en el primer trimestre 1.980 millones, un 3,55% más. En este caso, sí que se ha apreciado una aceleración respecto a la evolución en el mismo periodo de un año antes (2,87%). Además, se confirman las tendencias principales que se observaron en 2018. La modalidad que está tirando con más fuerza de este negocio es Industrial (4,27%), seguida de Hogar (3,99%), el mismo comportamiento que en 2018. Sin embargo, se aprecia una desaceleración en el caso del seguro Multirriesgos contratado por los comercios (0,72% frente a un avance hace un año del 2,72%) y una mejora en el de Comunidades (3,07% frente al 0,86% del primer trimestre de 2018).

La categoría denominada Resto No Vida, que engloba una amplia variedad de seguros, muchos de ellos muy vinculados al sistema productivo, experimentó un crecimiento en primas del 2,78% (un 4,47% en marzo de 2018) hasta sumar 2.637 millones de euros en primas. Solo dos ramos han empezado el año con descensos de primas respecto al mismo periodo del ejercicio anterior: Accidentes (-4,34%) e Incendios (-13,40%). En el lado contrario, el de los crecimientos, los más destacados corresponden a Caución (34,47%) y a Asistencia (8,80%).

El seguro español ha comenzado el año con crecimientos, que no son despampanantes, pero que sí muestran un mejor arranque que en el ejercicio anterior, cuando los tres primeros meses se saldaron con caídas de primas. Se aprecia la mejora sobre todo en Vida, aunque sigue con descensos de ingresos por la venta de pólizas; mientras que los principales ramos de No Vida exhiben una tendencia a la desaceleración, salgo en el caso de Multirriesgos, negocio del que están tirando sobre todo el sector industrial y los hogares.

Artículos relacionados