DESDE EL PARQUET

Azkoyen, factor ganador

Los re­sul­tados y las me­didas que pro­pondrá el con­sejo para me­jorar la re­tri­bu­ción al ac­cio­nista han dis­pa­rado la co­ti­za­ción de Azkoyen, un valor poco dado a los grandes so­bre­sal­tos.

El grupo de máquinas expendedoras y medios de pagos ha cerrado el primer trimestre del ejercicio con un beneficio de algo más de 3 millones de euros, un crecimiento del 8,4% respecto a igual período del año pasado.

El resultado neto de explotación (Ebit), por su parte, se elevó a 4,3 millones de euros, un 8,8% más, mientras que el Ebitda alcanzó los 5,9 millones de euro, con un crecimiento del 18,5%. Una mejora general sustentada en el avance del 7,2% de la cifra de negocio, que ha alcanzado los 35,3 millones de euros.

Resultados que, aun siendo muy buenos, no deberían haber desatado las compras de no haber venido acompañados por las medidas para premiar a sus accionistas propuestas por el consejo de administración de cara a la próxima junta general.

Por un lado, la compañía quiere distribuir un dividendo bruto ordinario por un importe total de 4,67 millones de euros, así como un dividendo extraordinario de otros 25 millones de euros a abonar el próximo 19 de junio.

Por otro lado, el consejo ha acordado proponer a sus accionistas una reducción de capital de algo más de 451.000 euros con cargo a reservas de libre disposición mediante la amortización de 751.874 acciones propias en autocartera, representativas del 2,98% del capital. Acción que mejorará aún más el pago al accionista.

A ello se suma, las buenas perspectivas de crecimiento de su división de seguridad, que ofrece soluciones a medida para el control de acceso y sistemas de control del tiempo con la entrada en vigor a mediados de este mes del decreto para el control de los horarios del trabajo.

Factores que han generado un inusitado interés por parte de los inversores. La compañía no solo ha duplicado en un día la rentabilidad acumulada en el año, sino que además ha roto al alza importantes resistencias para superar los 8 euros por acción. Una notable mejora de su perfil técnico que permite al grupo industrial mirar de nuevo hacia sus máximos absolutos, sobre los 9 euros, registrados en enero del pasado año.

Artículos relacionados