DESDE EL PARQUET

Eurona, momento difícil

La des­po­bla­ción de las zonas ru­rales en España se ha con­ver­tido en un tema de emer­gencia na­cional en el que todos los par­tidos po­lí­ticos pa­recen coin­cidir y poner so­lu­cio­nes.

Uno de los factores fundamentales para frenar este proceso pasa por el desarrollo y mejora de las infraestructuras, entre ellas las de telecomunicaciones.

Y es que más allá de la falta de infraestructuras como carreteras y vías de tren, estos pueblos a menudo se encuentran con la escasez de autopistas de la información como es Internet, que son igualmente importantes y cohesionadoras.

Todas las propuestas políticas destinadas a frenar el éxodo de la denominada España vacía buscan garantizar la completa conectividad del medio rural, especialmente en zonas remotas y de montaña. Por este motivo, Eurona, empresa de telecomunicaciones que cotiza en el MAB, reclama a los partidos un Pacto de Estado con una visión a largo plazo al estilo del logrado con el Pacto de Toledo para proteger el sistema público de pensiones.

Medidas como llevar Internet de 30 Mbps a todos los municipios de menos de 5.000 habitantes son viables, recuerdan en la multinacional española de telecomunicaciones, y pueden ser adoptadas de forma inmediata a través de la solución de Internet de banda ancha por satélite. En este sentido. Red.es debe convertirse en un agente importante para conseguir este objetivo. Eurona con la consolidación de las ayudas que reducen los costes del alta e instalación de la solución de Internet de banda ancha por satélite en los pueblos pequeños sean totalmente gratuitos.

Más de la mitad de los pueblos españoles se encuentran en riesgo de extinción. Un 10% de la población, sobre todo la que vive en estas zonas, carece de conexión ADSL o su velocidad es inferior a los 2 Mbps, lo que supone sumir a muchos pueblos, aislados ya geográficamente, en una “burbuja” fuera del mundo real.

Eurona recuerda que el acceso a Internet está considerado desde 2011 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como un derecho universal por ser una herramienta que favorece el crecimiento y el progreso de la sociedad y, en definitiva, por hacer posible esa igualdad de oportunidades:

Fernando Ojeda, Consejero Delegado de Eurona insiste en que “es esencial que los partidos políticos trabajen todos a una para garantizar que los españoles independientemente de donde vivan puedan acceder a una banda ancha de calidad antes de final de legislatura. Esto también es igualdad de oportunidades y justicia social”.

Y es precisamente ahí donde la tecnología satélite, en la que está especializada esta empresa de telecomunicaciones, se configura como una opción real y rápida para poder lograrlo. Un mercado necesario y de grandes proporciones que, de abrirse con un gran pacto nacional, podría invertir la tendencia negativa del grupo casi desde su salida al mercado alternativo.

Eurona también ha saltado a la palestra de los mercados financieros en estos días en el mercado tras comunicar que no podrá presentar sus cuentas en el plazo fijado. Motivo por el que ha sido suspendida de cotización. Este retraso en la presentación de sus cuentas puede generar y genera grandes incertidumbres entre los operadores.

En el momento de ser suspendida, Eurona cotizaba a poco más de 0,58 euros por acción, por debajo del nivel de principios de año y muy cerca de los mínimos absolutos registrados el pasado mes de noviembre. La compañía ofrece además un perfil técnico bastante complicado que no parece vaya a sufrir grandes cambios en el corto y medio plazo a no ser que encuentre un catalizador importante como podría ser ç, precisamente, unas fuertes inversiones en infraestructuras de telecomunicaciones.

Artículos relacionados