INVERSIÓN

ETFs: más dura será caída, advierte Moody's

La agencia de ca­li­fi­ca­ción ad­vierte del riesgo de am­pli­fi­ca­ción de una crisis por las ventas de fondos co­ti­zados

Moodys
Moodys

Los mer­cados fi­nan­cieros de Estados Unidos se en­cuen­tran ro­deados de bur­bujas que no acaban de es­ta­llar. La ra­pidez de la Reserva Federal para en­carar la crisis a fi­nales de la pa­sada dé­cada ha lle­vado a un pe­riodo al­cista cuyo final todo in­dica que se en­cuentra pró­ximo. La Bolsa se en­cuentra sos­te­nida por las au­to­car­teras de las em­pre­sas, mien­tras existe una sa­tu­ra­ción de bo­nos.

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha aportado su granito de arena en este enrarecido ambiente, al advertir que los fondos cotizados constituyen un enorme riesgo para el mercado en el momento en que se produzca una crisis.

La Fed llegó a inyectar al sistema tres billones de dólares, aunque este incremento de la masa monetaria se ha reducido a la mitad. Esta situación mantiene al mercado de deuda saturado y ha mantenido viva la llama del mercado de valores de una forma un tanto ficticia. Las voces de alarma se han multiplicado en los últimos meses. Ahora le llega el turno a los fondos cotizados, los denominados ETF (Exchange-traded fund).

Comisiones más bajas y una mayor liquidez que otros productos han constituido un atractivo que ha llevado a una industria que cuenta ahora con nada menos que 3,9 billones de dólares. Los fondos cotizados son uno de los vehículos de mayor éxito en los últimos años.

La presgitiosa agencia de calificación crediticia Moody’s advierte que estos instrumentos “amplían el riesgo sistémico” en el caso de futuras crisis. Para la agencia, existe un riesgo muy elevado de que una situación bajista conduzca a los gestores de estos fondos a sumarse a la corriente de ventas de los valores que tienen en cartera.

El fin del mundo financiero

La guerra comercial entre el presidente Donald Trump y China podría perjudicar de una manera más intensa a los activos más ilíquidos, algo que podría demostrar muy pronto la veracidad de la teoría del “riesgo sistémico” que entrañan los ETF, advierte el prestigioso diario digital ZeroHedge. La reducción de las tenencias de los bancos ha incrementado el riesgo de liquidez en la deuda de empresas y los fondos cotizados que se encuentran asociados a estos valores.

Después de una de las peores semanas bursátiles de los últimos meses, comienzan a multiplicarse las voces que alertan sobre los riesgos de determinados activos, como los fondos que compran préstamos corporativos de alto rendimiento, aderezado con la teoría del caos y el fin del mundo financiero, tal como se ha desarrollado en los últimos diez años.

En cualquier caso, la demanda de ETF se mantiene, mientras el mercado permanece estable y la volatilidad controlada de forma artificial. Y mientras surgen las voces que claman por el riesgo de esta forma de inversión, el mercado se mantiene en manos de especialistas.

Los bancos, que habían controlado este mercado, se han alejado de él, como hizo Goldman Sachs hace más de un año. Moody’s advierte del riesgo de estos vehículos de inversión, que "se amplifica aún más porque la mayoría de la creación de mercado es manejada por nuevos participantes con balances rápidamente cambiantes". No se olvide el riesgo de unos instrumentos que se hallan muy presentes en las carteras de las aseguradoras.

Artículos relacionados