DESDE EL PARQUET

Arcelor Mittal, entre el bien y el mal

El ines­pe­rado y ma­lin­ten­cio­nado giro de acon­te­ci­mientos en las con­ver­sa­ciones co­mer­ciales entre China y Estados Unidos, cuando todo apun­taba a un mayor en­ten­di­miento, ha vuelto a poner patas arriba al mer­cado, es­pe­cial­mente a los va­lores li­gados al sector ace­rero.

Una de las más castigadas por los posibles efectos negativos de los nuevos aranceles ha sido Arcelor Mittal al coincidir además con la presentación de unos flojos resultados trimestrales. El gigante siderúrgico, que también cotiza en las bolsas españolas, ha decepcionado con un Ebitda por debajo de las expectativas. El resultado operativo de la compañía al cierre del primer trimestre ha caído más de un 34% respecto a igual período del año pasado.

Aunque ha mejorado ligeramente en el área de ingresos, el beneficio neto se ha desplomado hasta los 370 millones de euros frente a las ganancias de más de mil millones contabilizadas hace un año. Un descenso atribuido a la caída de los precios del acero, a los mayores costes de las materias primas y a la desaceleración de la economía, a lo que se suma las pérdidas financieras en divisas.

Otro factor preocupante ha sido el notable aumento de la deuda neta hasta cerca de los 10.000 millones de euros por el impacto de sus inversiones. Todo ello con una inversión de circulante, según los analistas de Renta 4, por debajo de lo previsto y un capex más reducido. No obstante, los múltiplos de deuda neta respecto al Ebitda se mantienen en márgenes conservadores con una relación de 1,3 veces.

Por otro lado, la compañía mantiene una previsión de crecimiento moderado de las ventas, el crecimiento del mercado chino le permitirá compensar sus problemas en Europa, así como los requisitos de capital para el actual curso.

Estas cuentas han tenido un fuerte impacto negativo en la cotización de Arcelor Mittal. Las acciones de la compañía han perdido incluso importantes niveles de soporte, lo cual enturbia su futuro técnico a más corto plazo. Podría llegar a caer hasta la zona de los 15 euros en opinión de algunos operadores.

Con todo, los analistas de Renta 4 siguen confiando en el valor. La firma recomienda sobreponderar, con una estimación de precio objetivo de 32 euros por acción, casi el doble de su actual cotización de mercado.

Artículos relacionados