DESDE EL PARQUET

Santander deja al mercado contento

La trans­for­ma­ción di­gital se ha con­ver­tido en una pieza clave en la es­tra­tegia del Banco Santander para ade­cuarse a los im­por­tantes cam­bios que está ge­ne­rando la tec­no­logía sobre el sec­tor.

Así lo pone de manifiesto las intenciones de la entidad de invertir más 20.000 millones de euros en los próximos cuatro años para acelerar este proceso fijadas en su nuevo plan estratégico destinado a impulsar el crecimiento y aumentar la rentabilidad.

El objetivo es convertirse en líderes digitales del sector financiero en la próxima década mediante una constante mejora de la experiencia de usuario para aumentar la confianza y la vinculación de los clientes, sin olvidar la reducción de costes. Para ello ampliará su oferta digital, con el lanzamiento de una iniciativa global de pagos que incorporará un servicio en el mercado abierto de transferencias internacionales, denominada Pago FX.

Al tiempo alentará la expansión internacional de su filial brasileña Getnet con el fin de convertirla en una plataforma global de pagos para comercios; y procederá al lanzamiento de una nueva plataforma de comercio mundial, Global Trade Services, para que las pymes puedan hacer negocio internacional de forma más ágil y sencilla.

Al respecto, la entidad está cambiando su infraestructura tecnológica para alojarla en la nube y operar con plataformas globales gestionadas con metodologías ágiles, lo cual acelerará la transformación tecnológica y del negocio. De este modo, Banco de Santander quiere que los pagos sean la piedra angular de la plataforma abierta de sus servicios financieros, pues estima un incremento de sus ingresos en este sector en torno al 9% anual.

Este importante esfuerzo no limitará las aspiraciones del banco de mejorar el cuidado a sus accionistas. La entidad dirigida por Ana Patricia Botín prevé elevar su “pay out”,porcentaje de beneficios que dedica a dividendos, hasta dejarlo entre el 40% y el 50% en el medio plazo como uno de los objetivos primordiales de su plan estratégico. En este sentido, buscará aportar mayor flexibilidad a la política de remuneración al accionista.

Para cumplir estas expectativas el banco espera generar más de 40 puntos básicos de capital orgánico cada año para acompañar al crecimiento del negocio con una ambiciosa hoja de ruta que pasa por alcanzar un Rote, retorno sobre el capital tangible, de entre el 13% y el 15%, una ratio de capital CET1 "fully loaded" de entre el 11% y el 12%, así como mejorar su ratio de eficiencia hasta cerca del 45%. Espera alcanzar además un ahorro de costes anual progresivo de 1.200 millones de euros, destinando más capital a los negocios rentables y aprovechando las oportunidades de tamaño y eficiencia.

Un plan que parece gustar al mercado. Las acciones del Banco Santander han tomado nuevos bríos en las últimas sesiones y ya acumulan una revalorización anual superior al 10%. Ahora se enfrentan de nuevo a su principal resistencia sobre los 4,5 euros, nivel con el que ha chocado de forma reiterada en los últimos siete meses. Los expertos técnicos creen que el momento de superar esta cota está cerca, siempre y cuando no surjan noticias en contra, lo que cambiaría su sesgo técnico de lateral a alcista.

Artículos relacionados