DESDE EL PARQUET

Fluidra mejora su perfil

El pro­ceso de in­te­gra­ción de la em­presa nor­te­ame­ri­cana Zodiac, tras su re­ciente ad­qui­si­ción en España, será el prin­cipal ob­je­tivo de Fluidra este año des­pués del fuerte es­fuerzo eco­nó­mico asu­mido.

El nivel de deuda neta sobre Ebitda se elevó hasta las 3,2 veces al cierre de 2018 como consecuencia de la operación. No obstante, las previsiones del grupo apuntan a una reducción hasta el 2,6% este mismo año gracias a la fuerte generación de caja.

Una cifra más razonable pero aún por encima del nivel de confort tanto de la compañía como de los analistas, lo cual descarta cualquier tipo de perspectiva de nuevas adquisiciones a corto plazo.

Otro de los grandes retos que presenta la integración con Zodiac pasa por mantener la eficiencia de ambas compañías y aprovechar las sinergias para mantener el crecimiento y evitar la pérdida de cuota de mercado en un sector cada vez más competitivo. Según las previsiones fijadas en su plan estratégico 2022, la compañía espera obtener unos niveles de rentabilidad muy atractivos con unas sinergias en costes de unos 35 millones de euros, facilitando al tiempo la introducción de los productos de las marcas de Fluidra en un mercado muy exigente como el norteamericano.

Con la fusión, el grupo se ha convertido en líder mundial del sector de equipamiento para piscinas y Wellnes con presencia en más de 45 países y más de 150 centros de distribución. De momento, el beneficio pro forma al cierre de 2018 se ha elevado por encima de los 66 millones de euros gracias a un crecimiento de las ventas del 5,2%.

Un ritmo que espera sostener este ejercicio, pese a verse forzada a la venta de su filial Aquatron, fabricante de limpiafondos electrónicos para piscinas, por 28,3 millones de euros en cumplimiento de los requisitos de la Comunidad Europea para aprobar la fusión.

Con estas condiciones, los operadores consideran que Fluidra presenta una buena oportunidad de entrada a los precios actuales. El valor cotiza a poco más de 10 euros, del orden de un 25% por debajo de los máximos históricos en 13,9 euros registrados el pasado ejercicio. Aunque este año apenas presenta un rebote del 5% esta mejora le ha permitido mejorar notablemente su perfil técnico, recuperando la tendencia alcista que venía desarrollando desde 2016.

Artículos relacionados