Crece la pre­sión para que cada vez más en­ti­dades asuman todos los gastos

Los precios de las hipotecas siguen al alza, pero la competencia es feroz

El au­mento de los cré­ditos a tipo fijo está de­trás del grueso del alza de pre­cios

bde
Sede del Banco de España.

El Banco de España ha puesto sobre la mesa un dato irre­fu­ta­ble: el precio medio de las nuevas hi­po­tecas que se con­ceden en España ha es­ca­lado hasta el 2,38% en fe­brero. La cifra su­pera el 2,34% del mes de an­te­rior y al­canza cotas no vistas desde fi­nales del año 2015. ¿Estamos ante una subida ge­ne­ra­li­zada de los pre­cios? ¿Están los bancos tras­la­dando de forma ma­siva a sus clientes el coste que les ge­neran las nuevas re­glas de la Ley Hipotecaria?

La contestación está llena de matices y de puntualizaciones, porque tiene mucho que ver con la contratación cada vez mayor de hipotecas fijas, que son sensiblemente más caras que los préstamos a tipo variable. Las cifras del INE no pueden ser más concluyentes, y dicen que en enero el tipo fijo batió todos los récords, ya que se contrataron 13.700 préstamos en esta modalidad. No hay precedentes de una cifra tan alta que significa que se firmaron más de 600 hipotecas diarias.

Con los tipos de interés en el 0% hasta bien entrado 2020, la banca encuentra en el tipo fijo una rentabilidad superior y un mayor blindaje frente a lo que ya se conoce como japonización del precio del dinero en la zona euro. Hay que asegurar los ingresos porque, como la realidad se ha encargado de demostrar, las expectativas de tipos al alza trazadas por planes estratégicos como los de Bankia o Banco Sabadell han saltado totalmente por los aires.

Con estas cartas (malas) sobre la mesa, el sector sigue haciendo malabares para mantener a todo ritmo el negocio hipotecario, totalmente pioritario en estos momentos. Y la única forma de hacerlo es competir a brazo partido en precio a sabiendas de que los objetivos de rentabilidad se complican por los imposiciones de la Ley Hipotecaria que hacer recaer en la banca todos los gastos, excepto los de tasación. Pero es en este punto las entidades han abierto el nuevo gran frente.

Bankia es la última entidad que, sólo a cambio de domiciliar la nómina, asume todos los costes de sus hipotecas, que ofrece a tipo variable a partir de Euribor+0,99%. Se suma a un grupo cada vez más nutrido que está ofreciendo a sus clientes el 'todo gratis' a cambio en algunos casos de subir los tipos de sus hipotecas o, en mucha menor medida, las comisiones. Un enorme gancho publicitario que está presionando extraordinariamente a los bancos que se resistente a costear todos lo gastos de constitución y formalización de la hipotecas.

"Nosotros presumimos de tener una de las mejores hipotecas del mercado por precio, pero es verdad que cada vez más clientes eligen en función de los gastos. Es un error, porque hay que poner en valor todas las variables, pero hay que reconocer que tarde o temprano todas las entidades que queremos competir al máximo tendremos que pasar por el aro. Ya veremos a cambio de qué", señalan en un banco mediano español que ofrece hipotecas variables con diferencial inferior al 1% y sin comisiones.

Que se compite a cara de perro lo demuestra que, en enero y siempre según las cifras del Ine, bajaron los precios de las nuevas hipotecas variables respecto a diciembre y también respecto al mismo mes del año pasado. "La presión es enorme", señalan fuentes del sector, que recuerdan que los problemas crecen si se tiene en cuenta que el Euribor ha dejado de subir por la nueva política de tipos de interés del BCE. Ahora está estancado.

Por lo tanto, los precios suben, pero en absoluto pierden atractivo para quienes quieren comprar ahora una vivienda. Algunas de las entidades nativas de Internet no sólo han mantenido sus condiciones, sino que asumen todos los gastos de las operaciones. Y otras tradicionales van en la misma dirección. Los expertos creen que el margen de subida es ya muy corto para los bancos que no quieren perder el tren del negocio hipotecario.

Artículos relacionados