DESDE EL PARQUET

La ESG, un negocio en auge

La mayor con­cien­cia­ción so­cial está im­pul­sando de forma no­table el in­terés de los ope­ra­dores por la in­ver­sión ba­sada en cri­te­rios am­bien­ta­les, so­ciales y de buen go­bierno (ESG).

Cada vez más personas buscan contribuir a la mejora del mundo invirtiendo en empresas socialmente responsables aprovechando además que la rentabilidad a largo plazo suele estar a la par o es incluso mejor que aquellas que no siguen criterios de sostenibilidad, lo cual está generando un importante crecimiento de los fondos en busca de este tipo de ahorro.

Este crecimiento ha obligado a la Unión Europea a poner en marcha un plan, previsto para 2022, con el fin de regular e incentivar este tipo de inversiones. El primer paso será buscar, identificar y señalar aquellos criterios comunes que permitan definir de forma homogénea las características de la ESG.

Para ello, las autoridades europeas se están basando especialmente en el modelo francés, donde la regulación en este tipo de inversión se encuentra más avanzada además de contar con criterios propios muy bien definidos a la hora de dar la calificación a este tipo de activos. En el resto de Europa, en cambio y por norma general, la regulación tiende a ser excluyente, limitándose a señalar lo que no es ESG.

Un plan destinado a evitar la picaresca por parte de los fondos para atraer un tipo de inversión cada vez más activa. De hecho, las gestoras están redoblando su apuesta por este tipo de fondos gestionados bajo estos criterios. No en vano, según una reciente encuesta realizada por Allianz Global Investors, cerca de un 90% de los minoristas españoles estaría interesado en las inversiones orientadas hacia la sostenibilidad.

El estudio realizado entre inversores de los diez países más importantes de Europa sitúa a España entre los tres que más importancia le da a este tipo de inversiones por detrás de Portugal e Italia. Un mercado cada vez más jugoso que necesita una regulación específica de forma urgente.

Artículos relacionados