Cuestiona la ver­sión del BCE de que los tipos ne­ga­tivos no afectan a la ren­ta­bi­lidad

Sevilla (Bankia) se desmarca de cualquier fusión con otro banco

El con­se­jero de­le­gado confía en que el nuevo Gobierno pro­siga con la pri­va­ti­za­ción

José Sevilla, presentación Resultados Bankia 1T 2019.
José Sevilla, presentación Resultados Bankia 1T 2019.

Bankia se man­tendrá in­de­pen­diente y al margen de cual­quier fu­sión con otro grupo. Así lo ha de­fen­dido su con­se­jero de­le­gado, José Sevilla, du­rante la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados del primer tri­mes­tre, du­rante los que ha evi­tado cual­quier lec­tura sobre las elec­ciones ge­ne­ra­les. Sevilla confía en que el Gobierno que se forme con­ti­nuará con el pro­ceso de pri­va­ti­za­ción y ha cri­ti­cado que el BCE reste im­pacto de los tipos ne­ga­tivos en la ren­ta­bi­lidad de la banca.

"Ni encima, ni debajo ni por los lados". Así se ha desmarcado el consejero delegado de Bankia de la posible fusión con el Banco Sabadell, como reconoció el propio presidente José Oliu hace algo más de un mes. José Sevilla ha defendido la independencia de Bankia bajo la gestión profesional del equipo que lidera junto a su presidente, José Ignacio Goirigolzarri.

En plena resaca electoral, Sevilla ha indicado que a él no le corresponde hacer lecturas sobre los comicios ya que es algo "para los políticos". Al mismo tiempo, ha descartado que el Gobierno que se forme vaya a suponer un cambio en los planes para la privatización ya iniciada de Bankia con la salida del Estado de su capital.

"Nosotros hemos tenido un mandato de gestión profesional con dos Gobiernos distintos", ha afirmado. El consejero delegado de Bankia ha recordado que las nuevas ventas por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se producirán con independencia de la situación política y que estarán más condicionadas por la situación de los mercados, como ha ocurrido hasta el momento.

"Lo razonable es pensar en un proceso de privatización. Esperemos que haya oportunidades", ha comentado José Sevilla aunque no ha fijado cuando se pueden abrir esas "ventanas" de oportunidad como las ha calificado y señalado en los últimos tiempos.

Tipos negativos

El consejero delegado de Bankia ha reconocido que la mejora de la eficiencia y la rentabilidad es muy necesaria en todo el sector bancario y en el caso concreto de su grupo aún más. El ROE se ha reducido hasta el 6,6% al cierre de marzo desde el 7,5% en el que se había situado a finales de 2018. El objetivo es que la rentabilidad se mejore hasta el 10% para cubrir el coste del capital.

Pese a este reconocimiento, José Sevilla ha cuestionado el discurso del Banco Central Europeo (BCE) de que los tipos negativos no afectan a la rentabilidad y la eficiencia de los bancos. "Eso es una verdad a medias", ha puntualizado.

Pese a un horizonte prolongado sin subida de los tipos de interés oficiales, el consejero delegado de Bankia ha descartado modificaciones en los objetivos fijados en su plan estratégico hasta 2020. Eso sí, es consciente de que "tenemos que buscar compensar esos tipos negativos".

José Sevilla ha destacado la buena evolución de sus principales negocios en el primer trimestre de este año, a diferencia de la ralentización de los mismos a primeros de 2018 como consecuencia del proceso de integración de BMN. No obstante, los principales márgenes de la cuenta resultados reflejan un descenso en la comparativa interanual y el esfuerzo se centrará en los meses venideros en revertir esa tendencia.

Previa

Los resultados de las elecciones celebrada el 28 de abril hab condicionado, sin lugar a dudas, la presentación de las cuentas trimestrales de Bankia, el grupo bancario e intervenido que preside José Ignacio Gorigolzarri. Contrario acérrimo a una banca pública como la que proponen formaciones como Podemos, tendrá que ser su consejero delegado, José Sevilla, el que encara la resaca electoral.

Desde luego, la formación de un bloque de izquierdas, con apoyos más que exógenos y con tintes electoralistas, podría aún suponer una rémora más en el proceso de privatización de Bankia, en la que el Estado cuenta con una participación superior al 60% desde hace años y sin posibilidades bursátiles de nuevas desinversiones.

El propio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ya mostró su deseo de que el nuevo Gobierno que surgiera de las urnas no supusiera una injerencia en la gestión independiente que ha mantenido desde su llegada en mayo de 2012 con todo su equipo como sustitución de la cúpula creada por su antecesor, Rodrigo Rato.

Tanto el presidente de Bankia como su consejero delegado han demostrado su independencia en la gestión de uno de los principales grupos bancarios del país y que la decisión de privatizar en mayor o menor medida de la entidad dependerá de su socio mayoritario, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Es decir, el Gobierno de turno.

Según diversos analistas, los resultados trimestrales de Bankia afrontan el previsto horizonte prolongado de tipos cero por parte del Banco Central Europeo (BCE). En el panorama puramente financiero, Bankia ha obtenido un beneficio neto atribuido de 205 millones de euros durante el primer trimestre de 2019, lo que supone un descenso del 10,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

El resultado del trimestre recoge el impacto de la aplicación de la nueva norma contable IFRS16 y el menor volumen de ingresos por operaciones financieras.

Mayor plazo

Algo más de margen que José Sevilla tendrá el nuevo consejero delegado del BBVA desde el pasado mes de enero, el turco Onur Genç. El actual número dos del banco que, hasta finales de 2018 presidía el polémico Francisco González (FG), ofrecerá los resultados conseguidos hasta el pasado mes de marzo, con la atención puesta en cómo evolucionan sus principales mercados: México (del que ya desaparece la marca BBVA de Bancomer) y Turquía (donde Garanti se conserva junto con la marca global).

Eso sí, la comparecencia del consejero delegado del BBVA, junto al director financiero del banco, Jaime Sáenz de Tejada, no se producirá hasta las 19,30 horas de este lunes, tras la decisión de adelantar su presentación a la de otros competidores. Sobre los espionajes de FG-Villarejo, poco se espera. El turco se puede hacer "el sueco".

Banco Santander, CaixaBank, Unicaja y la aseguradora Mapfre rendirán cuentas durante la jornada del martes, justo en vísperas del prolongado puente del primero de mayo, sobre todo en la Comunidad de Madrid. Una curiosa coincidencia que no hace más que dificultar el trabajo informativo ante convocatorias coincidentes.

Artículos relacionados