DESDE EL PARQUET

Telefónica y la venta sus Centros de Datos

Los ex­pertos afirman que los datos son al siglo XXI lo que el pe­tróleo fue al siglo XX en pleno desa­rrollo in­dus­trial. Por eso ha sor­pren­dido en cierta ma­nera las in­ten­ciones de Telefónica de vender sus cen­tros de da­tos. En estos días, la ope­ra­dora de te­le­co­mu­ni­ca­ciones se en­cuentra en con­ver­sa­ciones para vender al­gunos de sus cen­tros de da­tos, lo cual po­dría de­rivar en una o va­rias tran­sac­cio­nes.

Aunque de momento no se ha alcanzado ningún acuerdo, el proceso parece bastante avanzado, con el fondo de capital riesgo Asterion como la opción más probable para quedarse con estos activos valorados por encima de los 500 millones de euros.

Esta operación se enmarcaría en una nueva estrategia de gestión de cartera de creación de valor y posicionamiento estratégico de Telefónica. Algo que confunde a algunos bolsistas, aunque se sitúe en línea con la reciente estrategia adoptada por otras grandes operadoras, como las estadounidenses AT&T o Verizon Communications. En los últimos años, ambas compañías han externalizado la explotación de sus centros a través de Brookfield y Equinix, respectivamente.

Telefónica ha llegado a contar con 25 centros distribuidos en nueve países. Ocho de ellos en España, entre los que destaca el de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, uno de los mayores del mundo, inaugurado en 2013 y en el que realiza la transformación de sus sistemas en Europa y ofrece servicios de "hosting" y "housing".

En Brasil, Colombia y Ecuador cuenta con tres centros en cada uno de esos países, y con dos en Perú, Chile y Argentina, y con uno en México y otro en Miami, Estados Unidos. Esto centros de Cloud Computing son instalaciones seguras y acondicionadas donde se ubican los servidores y equipamiento necesarios para procesar grandes flujos de información con garantías de continuidad del servicio tanto para la propia compañía como para terceros.

Se estima que la venta podría cerrarse antes de la presentación de sus resultados prevista para el próximo 10 de mayo y algunos analistas la enmarcan en su objetivo de reducir deuda. El gran caballo de batalla de Telefónica en los últimos años.

A la espera de las cifras de la primera parte del año, las acciones siguen ofreciendo una muy interesante opción de compra. Un buen número de analistas considera que el valor cotiza con un notable descuento teniendo en cuenta su relación precio beneficios con un PER de poco más de 10 veces, y su alta rentabilidad por dividendo del 5,5%.

Entre ellos se encuentra Renta 4, que aconseja sobreponderar con un precio objetivo en 9,2 euros, lo cual supone un potencial de revalorización del orden del 25% desde su actual precio de mercado.

Artículos relacionados