Mediaset, Lar y Sabadell, las más atrac­tivas dentro del mer­cado es­pañol

La lluvia de dividendos refuerza el interés de los inversores por su rentabilidad

Se re­parten en los pró­ximos meses hasta 10.800 mi­llones de euros

Banco Sabadell
Banco Sabadell

Los mer­cados se han dado la vuelta des­pués del mal com­por­ta­miento de fi­nales de 2018. En España, la re­cu­pe­ra­ción no ha sido tan fuerte como en otras bolsas de los mer­cados desa­rro­lla­dos, de­bido a la pon­de­ra­ción del sector ban­cario dentro del Ibex 35. Sin em­bargo, si hay algo en lo que los in­ver­sores ven atrac­tivo es en el de la ren­ta­bi­lidad por di­vi­dendo. Muchas de las co­ti­zadas pre­sentan unas re­tri­bu­ciones a sus ac­cio­nistas atrac­tivas y en este en­torno de bajos re­tornos esto se ve con mucha aten­ción.

Nos estamos acostumbrando a un mundo debajo rendimiento para los ahorradores. Los depósitos hace mucho que dejaron de dar beneficios, los planes de pensiones casi no baten a la inflación en términos interanuales, y la renta variable goza de una volatilidad, como se ha podido comprobar con el rumbo que ha tomado entre finales del pasado ejercicio y comienzos del 2019.

Frente a esta incertidumbre, una de las posibilidades que están mirando los inversores españoles es la de invertir en compañías de altas convicciones y de elevados dividendos. En algunos casos, muchas empresas gozan de unos porcentajes de retorno vía dividendo para sus inversores suculenta y por encima de la media. Un factor que no está pasando nada de largo para los que siguen el día a día del comportamiento de los mercados.

Las cotizadas no han vivido de espaldas a la realidad. De ahí a la gran apuesta que están teniendo en cuanto a la retribución para los que apuestan por la compra de sus acciones. Eso es algo que se puede ver con la previsión del reparto de 28.000 millones de euros en dividendos para el conjunto del año, lo cual superaría las cifras del 2018.

Únicamente en el segundo trimestre del año se espera que se repartan hasta 10.800 millones de euros. Una lluvia de dinero que tiene como pretexto enganchar un mayor volumen a inversores que, en estos momentos, mantienen cierto recelo tomar posiciones por la incertidumbre que acontece en territorio español. Por eso, la estrategia de captación por este mecanismo se ha convertido en algo habitual.

Entre todas las compañías, Inditex y Santander, distribuirán a comienzos del mes de mayo 0,44 euros y 0,065 euros por acción, respectivamente, para aquellos que decidieron entrar dentro de su capital, pese a las dificultades que podían tener. Igualmente, Repsol y Telefónica se suman a esta lista de altos dividendos primaverales.

Estas retribuciones han aumentado la rentabilidad del dividendo del Ibex 35 al 4,1%, lo cual hace que se sitúe como la bolsa europea más atractiva en base a esta variable. La cuestión es cuáles son las empresas que están ofreciendo más rendimientos en los pagos a sus accionistas teniendo en cuenta las cotizaciones de la actualidad.

Las más rentables por dividendos

En esta línea, la compañía que presenta en estos momentos un mayor atractivo por dividendo es Mediaset. El retorno por dividendo es del 8,3%. El 30 de abril hará un pago de 0,305 euros por acción a sus inversores, lo cual supone un cupón un 30% por debajo del pagado del pasado ejercicio.

Además, hay que contar que sigue inmerso en el plan de recompra de acciones por 200 millones de euros, que recordemos, suele dar paso a subidas en los mercados. Con todo, la caída de los ingresos por publicidad y la dura competencia de las plataformas de streaming sigue condicionando su comportamiento a futuro.

Por su parte, Lar España tiene previsto pagar 0,73 euros y un retorno de prima de 0,07 euros. Esto supone un 120% por encima de los números del 2018. Así las cosas, su rentabilidad por dividendo es del 7,5%. Recordemos que las socimis están obligadas a retribuir a sus accionistas con el 80% de sus ganancias.

El podio lo cierra Banco Sabadell, que repartirá un dividendo de 0,03 euros por acción durante este año, a los que hay que sumar los 0,01 euros que ya pagó el pasado 5 de abril. Pese a que hay un recorte cercano del 40% de la compensación a los accionistas, su rentabilidad por dividendo asciende hasta el 7,3%. Con todo, muchos analistas crees que no podrá mantener el dividendo, aunque es muy posible que flexibilice el pago como ya hizo hace tres años.

Artículos relacionados