Defiende el plan de re­no­va­bles del Gobierno y ra­ti­fica su in­ver­sión en su cum­pli­miento

Galán (Iberdrola) aboga por mantener las nucleares sin perjuicio de las renovables

Iberdrola man­tendrá el con­trol de su fi­lial bra­si­leña Neoenergía pese a vender ac­ciones en la OPV

Córcoles, Galán y Sainz, tras la presentación de resultados.
Córcoles, Galán y Sainz, tras la presentación de resultados.

Firme de­fensor del plan del Gobierno so­cia­lista para el clima y la re­no­va­ción ener­gé­tica, l pre­si­dente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha de­fen­dido el uso de la energía nu­clear ac­tual en España y ha ase­gu­rado que el acuerdo para su cierre or­de­nado entre 2027 y 2035 no su­pone alargar su vida útil, sino per­mitir que sigan ope­ra­tivas du­rante los 40 años para los que fueron di­seña­das. Galán ha ha­blado tam­bién de la sa­lida a Bolsa de su fi­lial bra­si­leña Neoenergía, en la que man­tendrá el con­trol.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, Galán indicó que la posición de Iberdrola es "muy clara" y no está "hablando de alargar la vida" útil, sino que estas centrales fueron diseñadas para 480 meses (40 años) de funcionamiento y "algunas de ellas no han estado funcionando durante tanto tiempo, puesto que durante algún tiempo se han dedicado a la recarga".

"Por lo que todavía queda un rango operativo de 6-7 años en cada una de las centrales", subrayó el presidente de Iberdrola, recalcando también que no se debe "perder de vista" el esfuerzo inversor que supone mantener operativas estas instalaciones. "Estas centrales podrán seguir funcionando dentro de una manera económica y viable", dijo.

Galán afirmó que el acuerdo alcanzado "encaja" con las necesidades de Enresa en cuanto a costes y con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) del Gobierno, así como con los intereses de los propietarios de las centrales. "Se ha llegado a un acuerdo que yo creo que es razonable", dijo.

Por otra parte, indicó que la nueva capacidad de 3.000 megavatios (MW) de renovables que se pondrá en marcha en España para 2022 por el grupo se dedicará tanto a contratos de compraventa a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) como a cubrir las necesidades de energía de la compañía. "Nuestra demanda de los clientes supera la producción y esto va a cubrir en parte la energía que estamos comprando en el mercado. El 'PPA' se está formando sin ser un 'PPA' directamente interno", dijo.

UN IMPACTO DE 40 O 50 MILLONES POR IMPUESTO A LA GENERACIÓN

Asimismo, la energética estimó el impacto en este primer trimestre del año por la suspensión del impuesto a la generación eléctrica del 7% en alrededor de 40 o 50 millones de euros.

La suspensión del impuesto a la generación eléctrica fue adoptada temporalmente por el Gobierno el pasado mes de octubre como una de las medidas para hacer frente a la subida en el precio de la luz, aunque el tributo ha vuelto a entrar en vigor este mes de abril.

Iberdrola mantendrá el control de Neoenergia

Iberdrola probablemente venderá acciones de Neoenergia en la operación de salida a Bolsa que retomará su filial brasileña, pero manteniendo su posición de accionista mayoritario y "el control de la empresa", según afirmó el presidente de la energética, Ignacio Sánchez Galán.

En una conferencia con accionista para presentar los resultados del primer trimestre de este año, Galán indicó que la salida a la Bolsa de Neoenergia era un compromiso que estaba recogido en el acuerdo de fusión del que surgió el 'gigante' energético brasileño y que por eso Iberdrola "está dando su apoyo".

Iberdrola es el principal accionista de Neoenergia, con el 52,4% del capital, siendo sus socios los estatales Previ (38,2%) y Banco do Brasil (9,3%). De hecho, Banco do Brasil ya ha confirmado que se desprenderá de su participación en la energética dentro de la OPV.

Neoenergia ha decidido relanzar su salida a Bolsa en Brasil, después de que a finales de 2017 tuviera que cancelarla tras rechazar los socios de Iberdrola en la compañía el rango de precios de los títulos solicitado por los inversores.

EN LA PUJA FINAL POR ENW EN REINO UNIDO

Por otra parte, Galán confirmó que Iberdrola ha llegado a la fase final en la puja por Electricity North West (ENW), una de las redes eléctricas regionales de Reino Unido propiedad de JP Morgan, y aseguró que ahora se procederá a analizar todos los datos para tomar la decisión de si se sigue adelante, "haciendo una oferta o no".

Sobre el acuerdo alcanzado con Lyntia Networks el pasado 6 de marzo para la cesión a largo plazo del derecho de uso de la capacidad excedentaria de la red de fibra óptica, por una contraprestación de 260 millones de euros, el presidente de Iberdrola no pudo revelar la plusvalía de la operación, pero sí que afirmó que se trata de una "cantidad bastante importante".

Artículos relacionados