DESDE EL PARQUET

Abengoa, resurgir de sus cenizas

Después de mucha pa­ciencia y de perder di­nero a es­puer­tas, los ac­cio­nistas de Abengoa em­piezan a mos­trarse más es­pe­ran­zados con el po­sible re­surgir de la com­pañía.

El proceso puesto en marcha por la compañía el pasado mes de marzo para modificar los términos financieros existentes y reestructurar su deuda ha servido para animar la llegada de nuevos accionistas como la del empresario mexicano Carlos Slim, así como de capital chino.

De este modo, la compañía logra uno de sus principales objetivos como era el de cubrir sus fuertes necesidades de liquidez con el fin de consolidar la recuperación alcanzada en los últimos meses, Ello le permitirá reforzar sus garantías de cara a la viabilidad a largo plazo de Abengoa.

Al cierre del pasado ejercicio, Abengoa contabilizó unas pérdidas de 1.498 millones de euro, frente a ganancias de 4.278 millones de euros un año antes, debido al efecto de incluir la deuda 'New Money 2' y 'Old Money' a valor de reembolso, parcialmente compensados por la venta de su participada Atlántica Yield.

No obstante, el grupo de ingeniería y energías renovables asegura que este efecto será revertido al finalizar la reestructuración financiera y la deuda volverá a registrarse a valor razonable.

Todo ello está impulsando con fuerza la cotización de la compañía. Las acciones de Abengoa duplican su precio en lo que va de año con una notable mejora de su perfil técnico y ahora tiene un amplio camino alcista por recorrer conforme vaya confirmado su mejor situación financiera. Aunque esto tampoco tiene mucho mérito, recuerdan los expertos, pues el valor venía de marcar mínimos absolutos en 0,0,1 euros a finales del pasado mes de octubre.

Artículos relacionados