EMPRESAS

Greenalia aumenta su Ebitda un 22% en 2018

La ac­ción se re­va­lo­riza 196,75% en 2018, si­tuán­dose como uno de los tres me­jores va­lores del MaB

Greenalia
Greenalia

Greenalia, em­presa es­pañola pro­duc­tora de energía re­no­va­ble, ha ce­rrado el ejer­cicio 2018 au­men­tado un 22% su be­ne­ficio bruto de ex­plo­ta­ción (EBITDA) hasta al­canzar 2,31 mi­llones de euros con una fac­tu­ra­ción con­so­li­dada de 35,4 mi­llo­nes.

Los resultados consolidan la viabilidad de los proyectos de la compañía, que está alcanzando los objetivos propuestos en su Plan Estratégico 2019-2023. Es especialmente relevante el grado de cumplimiento, sobre presupuesto, de facturación, margen bruto y EBITDA, todos por encima del 90%. También el resultado financiero tiene un impacto positivo, al haber alcanzado únicamente el 80% del gasto presupuestado.

El año 2018 ha destacado por tres hitos clave: la presentación del nuevo Plan Estratégico para el período 2019-2023; el inicio de las obras de construcción de la planta de generación eléctrica de Biomasa de 50 MW en la localidad coruñesa de Curtis-Teixeiro y el cierre financiero de la misma.

La financiación de la planta ha situado a Greenalia como la primera empresa que ha obtenido capital para un proyecto de biomasa mediante la modalidad de Project Finance desde su origen, convirtiéndose en la primera pyme de Europa en emitir un bono verde.

La compañía estima dar el gran salto en 2020, cuando entren en funcionamiento la planta de biomasa de Curtis-Teixeiro y los proyectos eólicos que se están desarrollando en Galicia.

En este sentido, en diciembre de 2018, se firmó el aseguramiento de un préstamo senior con el Banco Santander por importe máximo de 156 millones de euros destinados a financiar el Proyecto Eolo que comprende los 8 parques eólicos de Galicia que generarán hasta 185 MW.

Por otro lado, la empresa de energía renovable ha comprado las participaciones de los proyectos de biomasa a los socios minoritarios, de forma que Greenalia ha alcanzado el 100% de la propiedad en todos ellos.

Además, la compañía ha llevado a cabo la emisión de un programa de notas en el MTF de Luxemburgo del que se han emitido, hasta hoy, dos tramos: el primero por valor de 3,2 millones de euros y el segundo, en enero de 2019, de 6 millones de euros. Además, hay que destacar la emisión inicial de 5,8 millones de euros, no incluida en dicho programa. Greenalia se convierte así en un referente como PYME de emisión de bonos sostenibles calificados como Green Bonds por S&P y Vigeo Eiris.

Gran comportamiento en el MaB: con la mirada en el Mercado Continuo Greenalia aprobó dar el salto a cotizar en el Mercado Continuo en su Junta General de noviembre de 2018. Esta decisión es consecuencia de los resultados obtenidos en su comportamiento en el MaB, donde se ha mantenido entre los tres mejores valores. En marzo de 2018, tan sólo tres meses después de su salida al mercado, el valor pasó a formar parte del índice selectivo IBEX MaB 15.

La cotización de la compañía cerró 2018 a 7,30 euros por acción, con una capitalización superior a 155 millones euros, que supone una revalorización del 259,61% con respecto a la fecha de su salida a Bolsa, el 1 de diciembre de 2017, y de un 196,75% con respecto al cierre del ejercicio.

Perspectivas 2019-2023: un proyecto sostenible Según el Plan Estratégico de la compañía, Greenalia tiene proyectos de inversión para los próximos dos años superiores a 595 millones de euros y por encima de 1.000 millones de euros hasta 2023. Estos proyectos permitirán a la compañía alcanzar un EBIDTA de 64 millones de euros en 2021 y de más de 100 millones de euros en 2023. El Plan recoge también la puesta en marcha de 1 GW de potencia instalada a 5 años vista.

Artículos relacionados