ACS y Azvi renovarán el túnel para trenes de Cercanías bajo el centro de Madrid por 24 millones

ACS
ACS

ACS y Azvi acometerán las obras de renovación del túnel de siete kilómetros de longitud que discurre bajo el centro de Madrid, entre las estaciones de Atocha y Chamartín, y canaliza el tráfico de trenes de Cercanías, por un importe de 24 millones de euros.

Se trata del tramo de vía por el que más trenes circulan de entre toda la red ferroviaria del país, según informó Adif.

Los trabajos para su remodelacion, que durarán unos siete meses, supondrán cambiar las vías de túnel y tambié su catenaria, esto es, el dispositivo que suministra electricidad a los trenes.

El objetivo de la obra es mejorar la fiabilidad de la infraestructura y "reducir el número de incidencias" del servicio de Cercanías en este tramo.

En la actualidad, este túnel canaliza el paso bajo la ciudad de los trenes de cinco líneas del servicio de Cercanías de la capital.

En paralelo a la contratación de los trabajos en el túnel, Adif ha encomendado a ArcelorMittal el contrato de suministro de carril necesario para renovar este túnel, unas 1.800 toneladas, estimado en 1,90 millones des euros.

Asimismo, la compañía pública promotora y gestora de la red ferroviaria tiene actualmente en liza el contrato para modernizar también la señalización ferroviaria del túnel, en este caso un contrato de 11,78 millones de euros.

TAMBIÉN REMODELARÁN CHAMARTÍN El consorcio formado por ACS y Azvi suman este contrato al logrado el pasado mes de marzo para remodelar la estación de tren de Madrid Chamartín valorado en 107,3 millones de euros.

En este caso, el proyecto se extenderá durante un plazo de cuatro años, dado que abarca la reestructuración de todas las vías y andenes del recinto que no son para trenes AVE, así como habilitar un nuevo vestíbulo subterráneo para Cercanías.

Esta actuación, que forma parte del Plan de Cercanías de Madrid, aumentará la capacidad y fiabilidad de las infraestructuras, permitirá elevar la velocidad de circulación de los trenes a su paso por la estación y la adecuará al previsible aumento de viajeros.

Artículos relacionados