OPINIÓN

La encrucijada británica y la paciencia europea con el Brexit

Brexit
Brexit

En vís­peras de la reunión en se­sión es­pe­cial del Consejo Europeo del 12 de abril de 2019, una co­mu­ni­ca­ción in­terna di­ri­gida a ese Consejo ad­vertía cómo des­pués de doce en­cuen­tros entre los ne­go­cia­dores eu­ro­peos y la pri­mera mi­nistra bri­tá­nica, la cre­di­bi­lidad de lT­he­resa May se había eva­po­rado. La úl­tima carta de la pri­mera mi­nistra di­ri­gida al pre­si­dente del Consejo Donald Tusk es un ejemplo más poco creíble má­xime des­pués de que la pri­mera mi­nistra bri­tá­nica se había echado en los brazos del Pro-Brexit European Research Group (ERG) en el que la ma­yoría de sus miem­bros solo pre­tenden un No Acuerdo (No Deal).

El primer ministro danés venía advirtiendo a Theresa May que nunca conseguiría imponer su criterio a menos que consiguiese reunir un amplio consenso entre las filas conservadoras. En consecuencia una extensión de la fecha límite para decidir la salida o no de la UE no deja de ser una propuesta provocativa o equivocada o las dos cosas a la vez.

El consejo Europeo ha aceptado extender la fecha límite de la negociación hasta el 31 de octubre con el único propósito de evitar una salida desordenada del Reino Unido. La pelota está, una vez más, en el tejado de los políticos británicos. A ellos les corresponde fijar una posición antes de esa fecha. Un acuerdo, se lee en la prensa británica, que incluso exige un referéndum para cicatrizar las heridas provocadas por los políticos a sus ciudadanos.

El riesgo alertado por el ministro danés se ha intentado cubrir con dos importantes exigencias al Reino Unido. Primera, Reino Unido deberá tomar antes del 22 de mayo la decisión de participar en las elecciones al Parlamento Europeo; Segunda, cualesquiera que sean las reclamaciones de los más acérrimos defensores del Brexit, (ERG) el Gobierno del Reino Unido "continuará actuando de manera constructiva y responsable como cualquier otro Estado miembro de la UE".

En consecuencia, el Consejo subraya que la extensión de la prórroga no puede comprometer el regular funcionamiento de las instituciones europeas. Así mismo, durante el periodo de prórroga el RU continuará siendo un estado miembro con todos sus derechos y obligaciones, de acuerdo con el artículo 50 del tratado, a la vez que el reino RU conservará el derecho de revocar su notificación o comunicar su intención de abandonar la UE.

La incertidumbre, sin embargo, persiste en el Reino Unido. May y Corbyn pueden no llegar a un acuerdo de compromiso sobre los términos del Brexit. Ninguno de los dos desea participar en las elecciones europeas al Parlamento ante el temor de sufrir una condena por parte de los electores. Nadie se atreve, por otro lado, a pronosticar si se producirá la aprobación del Parlamento británico a las propuestas que le presente el gobierno de su Majestad.

También se baraja la posibilidad de que May, como se dice en la prensa británica, "asediada por conspiradores y descontentos renuncie al cargo de Primer Ministro". Esta posibilidad abriría el camino a que un radical partidario del Brexit sea quién negocie con la UE la salida del Reino Unido o que ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo se reclame una nueva prórroga.

Tampoco es imposible la convocatoria de elecciones en el Reino Unido y que en el actual clima de agudo nacionalismo y desaliento por la incapacidad de los conservadores, el laborista Corbyn se convierta en primer ministro. Su propuesta de una "union aduanera", pretensión de los sindicatos británicos, sea una alternativa odiosa para los partidarios del Brexit opuestos a ese tipo de participación con la UE.

La carta enviada al Consejo de la Union por su presidente Tusk incluye el párrafo siguiente "cualquiera que sea el desarrollo de los acontecimientos no hay que dejarse Influir por las emociones. Debemos tratar al Reino Unido con el mayor respeto ya que deseamos seguir siendo amigos y socios y ninguna de las dos partes debe permitirse sentirse humillada en cualquiera de las distintas escenas de esta enconada y prolongada negociación".

Artículos relacionados