Los ac­tuales ac­cio­nis­tas, con­tra­rios al es­pe­cu­la­dor, no se re­signan a sus ma­nio­bras

DIA espera a su caballero blanco salvador

El mer­cado no se fía del ruso Fridman y es­pera an­sioso una contra OPA más sus­tan­ciosa

DIA
DIA

La puesta en marcha el plan de re­flo­ta­miento del grupo de su­per­mer­cados DIA pro­puesto por el mag­nate ruso Mijail Fridman, apro­bado por la junta de ac­cio­nistas re­cien­te­mente, lejos de apa­ci­guar la ru­mo­ro­logía en torno a la com­pañía de dis­tri­bu­ción y su­per­mer­ca­dos, la está ali­men­tando aún más. El plan pasa por una OPA ya en curso, cuyo plazo de acep­ta­ción acaba el 23 de abril, y una am­plia­ción de ca­pital por valor de 500 mi­llones de eu­ros. pero, ¡habrá contra OPA?

Algo que ha contado con la radical oposición de los gestores de la compañía al considerar que impedirá a los actuales accionistas participar en la futura creación de valor.

Nada más conocerse las intenciones del fondo ruso Letterone, con el 29% del capital, algunos de los grandes accionistas del grupo han intentado buscar nuevas opciones con el fin de defender la españolidad de la cadena de alimentación. Una vez derribada su principal alternativa por la junta, ahora se especula con la posibilidad de encontrar uno o varios caballeros blancos para lanzar una contraoferta que frene las intenciones de Fridman.

De momento, no hay movimientos en este sentido. Mercadona ya rechazó en su momento la posibilidad de quedarse con el grupo y todas las miradas han pasado a centrarse en Lidl o Carrefour. Aunque en este caso tampoco se garantizará del todo la españolidad de la compañía defendida por la Asociación de Accionistas Defensores de DIA (AADD). No obstante, para ello tienen plazo hasta Semana Santa, aunque el tiempo corre en contra.

De momento, la acción se ha estabilizado ligeramente por debajo del precio de la OPA de Letterone de 0,67 euros por acción, lo cual pone de manifiesto la escasa fe del mercado en las posibilidades de una posible contraopa.

Artículos relacionados