FUSIONES BANCARIAS

Santander y Crédit Agricole fusionan su depositaría, custodia y otros servicios

*¿Germen de la pri­mera gran fu­sión trnans­fron­te­riza?

Crédit Agricole
Crédit Agricole

Banco Santander y Crédit Agricole han se­llado un me­mo­rando de en­ten­di­miento para fu­sionar sus ope­ra­ciones de de­po­si­ta­ría, cus­todia y otros ser­vi­cios vin­cu­la­dos, según han anun­ciado este miér­coles ambas partes en un co­mu­ni­cado con­junto. La nueva en­tidad in­te­grará los ne­go­cios de CACEIS, pro­piedad de Crédit Agricole, y de España, Brasil, México y Colombia de Santander Securities Services (S3), la unidad para estos ne­go­cios de Grupo Santander.

Santander contribuye a CACEIS con el 100% de S3 en España y el 49,99% de las operaciones de S3 en Latinoamérica. Crédit Agricole y Santander poseerán el 69,5% y el 30,5% del capital de la nueva CACEIS, respectivamente.

La actividad en Latinoamérica de S3 estará controlada conjuntamente por la entidad resultante y Banco Santander.

El negocio conjunto de CACEIS y S3 tendrá un "mayor alcance y un mejor posicionamiento competitivo" gracias a la presencia geográfica, una cobertura total de la cadena de valor y una mayor oferta para los clientes, tanto los actuales como los nuevos.

Asimismo, según han resaltado, el grupo estará mejor situado para crecer en mercados de alto potencial (Latinoamérica y Asia) y para nuevas oportunidades. Este potencial de crecimiento, además de sinergias comerciales e industriales, permitirá crear valor a largo plazo para todos los grupos de interés.

La nueva sociedad contará con los equipos actuales: Jean-François Abadie, actual consejero delegado de CACEIS, seguirá en el puesto de la entidad resultante y Carlos Rodríguez de Robles Arienza, actual director general de S3, dirigirá el negocio en España y Latinoamérica.

La firma del acuerdo final entre Crédit Agricole y Banco Santander requieren la consulta previa a comités de empresa.

Está previsto que la transacción, que está sujeta a las condiciones de cierre habituales y a las aprobaciones regulatorias pertinentes, culmine a finales de 2019. No se espera, según han señalado las partes, un impacto material en el capital ni en el beneficio por acción de ambas empresas.

"La operación combina dos sólidos competidores en el ámbito de la depositaría y la custodia para convertirse en un auténtico competidor global con unas mejores perspectivas de crecimiento", han destacado.

La entidad resultante se convertirá en una de las compañías líderes del sector en Europa y el mundo, con 3,34 billones de euros en activos en custodia y 1,83 billones de euros en activos administrados.

Artículos relacionados