DESDE EL PARQUET

Alba busca recuperar su luz

En los foros bur­sá­tiles no se ex­plican cómo las ac­ciones de Corporación Financiera Alba apenas están con­si­guiendo re­coger la re­ciente racha al­cista del mer­cado. En lo que va de año, las ac­ciones del brazo in­versor de la fa­milia March, apenas lo­gran una re­va­lo­ri­za­ción del 6%, prác­ti­ca­mente la mitad que la media del mer­cado.

Algo que no tiene demasiado sentido, según los operadores, máxime teniendo en cuenta que la compañía cerró el pasado ejercicio con un Valor Neto de los Activos (NAV) de 3.912 millones de euros, equivalentes a 67,17 euros por acción.

Eso supone que sus títulos cotizan con un descuento de más del 30% respecto al NAV. Una valoración que seguramente mejorará en este primer trimestre del ejercicio gracias a la revalorización experimentada por la gran mayoría de sus activos con el repunte de la Bolsa.

Al respecto, conviene recordar que más del 72% de las inversiones del grupo se centran en acciones cotizadas, frente a un 8% en activos inmobiliarios, que también están evolucionando favorablemente, y un 4% en no cotizadas, mientras que el resto lo mantiene en liquidez o en otro tipo de activos pasivos.

Las inversiones en las empresas cotizadas en las que participa tienen una rentabilidad media en lo que va de año del orden del 12,5%, entre las que destacan Indra con un avance del 26% y Euskatel con un alza del 23%.

Su principal fiasco está siendo Parques Reunidos, la empresa cotizada en la que tiene una mayor participación (21,4%), con una caída acumulada del 4% desde principios de año, aunque se espera remonte con la llegada de la temporada de verano. En este grupo se incluye también BME con una mínima revalorización anual de poco más del 2%.

Así las cosas, el grupo inversor cotiza claramente por debajo de su valor contable, lo cual supone una más que interesante oportunidad de entrada. Teniendo en cuenta además una rentabilidad por dividendo recurrente por encima del 2%. Sin embargo, los expertos observan que está encontrando una importante barrera técnica en torno a los 46 euros por acción.

De lograr superar y consolidar dicha resistencia despejaría notablemente su perfil para poder ir en busca de sus máximos absolutos de 2017 por encima de los 53 euros por acción, aunque para ello deberá superar antes una importante zona de congestión entre los 48 y los 50 euros.

Artículos relacionados