Tras el 'profit war­ning' de Neinor, los ana­listas es­peran acla­ra­ciones es­tra­té­gicas

La Bolsa enfría a las promotoras a la espera de resultados

Los in­ver­sores temen que la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mica suba la pre­sión sobre el sector

Metrovacesa
Metrovacesa, ¿la próxima?

Tras la tem­pestad viene la calma. Un calma tensa, muy tensa, en el caso de las pro­mo­toras in­mo­bi­lIa­rias. El gran 'profit war­ning' de Neinor, con un tre­menda re­baja de las pre­vi­siones de 'ebitda' que al­canza hasta el 50%, ha pro­vo­cado un au­tén­tico te­rre­moto en el sec­tor. Las otras dos grandes em­presas co­ti­zadas del ne­go­cio, Metrovacesa y Aedas, están ahora bajo má­xima vi­gi­lan­cia. De mo­mento sus co­ti­za­ciones se han con­ge­lado en bolsa.

Desde los mínimos históricos del 9 de abril, Neinor ha recuperado suavemente posiciones. El grupo, que llegó a perder el 45% de su valor respecto al precio al que salió a bolsa en 2017, ha recibido entradas selectivas de dinero. Muchas, para apostar por un rebote a corto plazo que ya se ha producido. Otras, porque consideran que a los niveles actuales se pude apostar por una recuperación a medio plazo porque su nuevo plan es mucho más realista.

"Hay que tener en cuenta que el ajuste de Neinor ha sido de tal calibre que, salvo una auténtica catástrofe, no habrá más sustos. Ahora la presión se ha ido a la acera de Metrovacesa y Aedas. El mercado tiene un tremendo ataque de desconfianza ahora, lo que explica que las cotizaciones de ambas se hayan quedado prácticamente paralizadas tras el ajuste duro provocado inicialmente por el 'profit warning' de Neinor", aseguran fuentes del mercado.

La realidad es que los analistas han mantenido las valoraciones de Metrovacesa y Aedas, que hasta la semana pasada estaban firmado un año tranquilo en bolsa. Tras las fuertes caídas de 2018, los inversores estaban condendiéndoles una tregua, convencidos de que sus valoraciones eran ya razonables. Ahora, tras el pinchazo de Neinor, ambas deberán convencer al mercado de que la historia de su gran competidor no se va a repetir en sus carnes.

Desde que volvieron a la bolsa tras el gran vacío provocado por la crisis, los inversores han dintinguido bien entre las tres compañías. Del trío, la mejor parada siempre ha sido Aedas, que ha ido cumpliendo con sus planes de negocio y que no ha dejado de dar pasos para marcar diferencia sobre sus rivales. Su última iniciativa es realizar promociones para otras firmas. De momento, ingresará 70 millones con un proyecto 'llave en mano' para el fondo Ares.

Una noticia que llega muy poco después del 'profit warning' de Neinor y que demuestra la capacidad de reacción de su competidor. "Estaremos muy atentos a las 'conference' que acompañarán los resultados del primer trimestre del año, donde buscaremos pistas sobre los planes de contigencia de las promotoras para recuperar visibilidad y credibilidad ante la comunidad financiera", señala un analista del sector, que cree que hasta entonces el sector seguirá congelado en bolsa.

Los expertos están de acuerdo en que la desaceleración económica en marcha no ayuda. "¿Si han bajado en bolsa con el PIB español al alza, qué puede hacer ahora las promotoras en el escenario contrario?", señalan en un firma internacional, que no obstante recuerda que ahora las valoraciones en bolsa están mucho mas ajustadas a la realidad. Las promotoras tendrán que realizar un esfuerzo ímprobo para recuperar la confianza de una comunidad inversora cada vez más escéptica.

Artículos relacionados