DESDE EL PARQUET

La banca, el negocio de las fusiones

Los bajos tipos de in­terés y la ele­vada li­quidez en dis­po­si­ción de los fondos de in­ver­sión na­cio­nales e in­ter­na­cio­nales im­pul­sarán este año las ope­ra­ciones de fu­siones y ad­qui­si­cio­nes, según un es­tudio rea­li­zado re­cien­te­mente por KPMG en co­la­bo­ra­ción con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

A estos dos grandes factores se suman además el mayor apetito de la banca tradicional por este tipo de operaciones, así como las fuertes preocupaciones empresariales sobre la creciente inestabilidad geopolítica y por la ralentización de la economía, lo cual obligará a seguir desarrollando estrategias de concentración que permitan capear mejor el posible temporal.

En este sentido, Jorge Riopérez, responsable de Corporate Finance de KPMG, considera que, pese a la incertidumbre, “dada la liquidez del mercado y las buenas expectativas de crecimiento de las empresas españolas, que siguen despertando gran interés por parte de los inversores internacionales, existe optimismo respecto a la evolución esperada en 2019" de este tipo de operaciones.

Entre los objetivos primordiales de las empresas para apostar por la concentración se encuentran el interés de expandir el alcance geográfico, que permita diversificar riesgos, así como la consolidación de cuota de mercado y la capacidad de aprovechar mejor las nuevas oportunidades que puedan surgir en los mercados.

Las previsiones del estudio apuntan a que los sectores de infraestructuras y construcción liderarán este tipo de transacciones, protagonizando un 12% de las adquisiciones. Por detrás se situará el sector de servicios a empresas, en torno a un 10%, la banca, del orden de un 9%, y el consumo y distribución que aglutinarán el 8% de estas operaciones.

Por tipos de operación, se estima que un 60% sean adquisiciones, un 20% sociedades conjuntas y otro 20% serán desinversiones de activos, según el estudio basado en más de 100 respuestas en un sondeo a directivos españoles.

La banca y los mercados de capitales, según el análisis, tendrá un papel fundamental como fuente de financiación. El 68% de los encuestados consideran que los bancos están dispuestos a apoyar estas operaciones, no en vano este negocio podría ayudarles a compensar la falta de ingresos por los bajos tipos de interés.

Artículos relacionados