LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, tiempo de descanso y fe

La de­ci­sión de la UE de dar una nueva pró­rroga la Reino Unido hasta el 31 de oc­tubre para ce­rrar un acuerdo de sa­lida ha tran­qui­li­zado al mer­cado en la me­dida que se re­ducen las po­si­bi­li­dades de un Brexit duro. Los in­di­ca­dores eco­nó­micos tam­poco han de­pa­rado grandes sor­pre­sas, lo que ha lle­vado a los in­ver­sores a man­tener los ni­veles de pru­den­cia,

En este escenario, el Ibex 35 registró una leve caída del 0,4% en el global de la semana pasada para asentarse sobre la referencia de los 9.400 puntos que marcan la línea de continuidad de la tendencia alcista desarrollada en el primer trimestre del ejercicio,

Los inversores recuerdan que la ampliación de los plazos del Brexit no viene a resolver nada a corto plazo y no hace más que alargar la agonía y las incertidumbres, pero al menos ofrece a las partes más tiempo, especialmente a los británicos, para resolver sus diferencias.

En esta segunda mitad del mes de abril tampoco se esperan grandes movimientos en medio de la Semana Santa y pendientes de las elecciones generales en España, que pueden dibujar un panorama complicado. A lo sumo, los más veteranos siguen teniendo fe en un cierto picoteo selectivo al alza en la banca, las tecnológicas y en las energías renovables. Es decir, aquellos sectores en los que se ha apoyado los recientes avances del mercado.

A esta mejora puede contribuir la enorme fortaleza del dólar respecto a las principales monedas mundiales, en la medida que eso ayudará a mejorar las exportaciones europeas y tendrá un impacto positivo en el tipo de cambio de las empresas nacionales con fuerte actividad en el exterior. El petróleo, pese a las últimas subidas, se mantiene en niveles razonables, por lo que tampoco parece vaya a tener una influencia a corto plazo ni para bien ni para mal.

Calendario semanal de Bolsa

La festividad de Semana Santa condicionará la operativa en los mercados financiero internacionales en los próximos días por la probable caída en los volúmenes de negociación. Los inversores que se queden al pie del cañón deberán estar además pendientes de algunos indicadores relevantes que pueden marcar el rumbo de los mercados a corto plazo.

Este lunes, lo más destacado será el índice de la Fed de Nueva York.

El martes, sin embargo, se esperan importantes referencias como la tasa de paro en el Reino Unido, que pierde algo de relevancia tras la nueva prórroga al Brexit, o los datos de confianza del instituto económico alemán ZEW, mientras que desde EEUU llegarán la producción industrial y la capacidad de utilización.

Mucho más cargada aún vendrá la agenda financiera internacional de las dos siguientes sesiones.

El miércoles buena parte del foco de atención se centrará en Asia. Este día se dará a conocer la balanza comercial y la producción industrial en Japón, así como la producción industrial, las ventas al por menor y el PIB de China. En Europa se conocerán el dato definitivo de inflación y la balanza comercial en la zona euro. Desde la otra orilla del Atlántico llegarán el índice hipotecario MBA, las casas iniciadas, los permisos de construcción y el libro Beige, informe de coyuntura económica del país norteamericano.

En la sesión del jueves, las bolsas españolas abrirán sus puertas a todos los efectos pese a ser festivo en la mayoría de comunidades autónomas, los operadores deberán estar pendientes de la batería de datos de actividad PMI en Europa y en el global de la zona euro, así como en las ventas minoristas del Reino Unido. En EEUU, por su parte, además de los datos de actividad PMI también se publicarán cifras de ventas al por menor, el índice de la Fed de Filadelfia y, lo más importante, el índice de indicadores, que anticipa la evolución futura de la economía norteamericana.

Este jueves será además será especialmente atípico pues este día se producirá el vencimiento de derivados que tradicionalmente son los viernes y que en esta ocasión se adelantan por la festividad del Viernes Santo.

Artículos relacionados