La pre­si­denta del Santander ad­vierte que se debe evitar caer en me­didas cor­to­pla­cistas

Ana Botín exige a los políticos 'un pacto por el crecimiento inclusivo'

Destaca la im­por­tancia del sector ban­cario en su con­tri­bu­ción a la eco­nomía ge­neral

Ana Botín, Santander.
Ana Botín, Santander.

La pre­si­denta del Santander, Ana Botín, ha pro­nun­ciado su dis­curso con más carga po­lí­tica du­rante la junta de ac­cio­nistas y ha pe­dido a los po­lí­ticos que ha­blen claro para lo­grar un pacto por el cre­ci­miento in­clu­sivo. Al mismo tiempo, la ban­quera ha puesto en valor la con­tri­bu­ción del sector ban­cario al cre­ci­miento eco­nó­mico. Por ese mo­tivo, con­si­dera que es ne­ce­sario com­pletar la unión ban­caria y mayor es­ta­bi­lidad el marco nor­ma­tivo para los bancos des­pués de la oleada de re­gu­la­ciones con­ti­nuas en los úl­timos años.

El inicio de la campaña electoral y los comicios generales del próximo 28 de abril se han colado de manera destacada en el discurso pronunciado por la presidenta del Santander durante la junta de accionistas celebrada en la capital cántabra. Y sus palabras han sonado rotundas en el palacio de congresos.

“Gane quien gane, gobierne quien gobierne, necesitamos un compromiso permanente con la educación”, ha advertido Ana Botín. “Necesitamos una política económica que funciones. Sin crecimiento no hay inclusión. Por eso me gustaría pedir a los políticos que hablen claro”.

En este sentido, la banquera se ha puesto en el día posterior al 28 de abril. “Tras las elecciones necesitamos huir del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo, el crecimiento inclusivo y la cohesión social, que sólo es posible si los empresarios invierten y crean empleo”.

Todo ese esfuerzo, según Botín no será tarea de un único partido político. “Necesitamos un pacto por el crecimiento inclusivo. Va a ser necesario llegar a acuerdos entre distintas fuerzas políticas. Este requiere responsabilidad y madurez. Sabemos hacerlo; lo hemos demostrado otras veces”.

La presidenta del Santander ha destacado la importancia de un sector financiero fuerte y rentable para contribuir al crecimiento económico. Y para ello considera que hay que completar la unión bancaria, contar una regulación equilibrada y “no cuestionar permanentemente el marco legal y normativo”.

Ana Botín ha repasado el plan estratégico anterior y ha resaltado los principales objetivos del presentado hace una semana en Londres. En cambio, apenas ha destinado unos segundos para referirse al frustrado fichaje de Andrea Orcel.

Mensaje de Álvarez

“El consejo de administración consideró que sería inaceptable para un banco comercial como Santander, teniendo en cuenta nuestros valores y responsabilidad hacia todos nuestros stakeholders, hacer frente al coste que habría supuesto contratar a una persona, aún del nivel del señor Orcel”, se limitó a decir durante su discurso.

El polémico fichaje fallido del consejero delegado ha reaparecido durante un largo turno de preguntas de accionistas pero, lejos de lo que cabía pensar, apenas un par de inversores han incidido sobre ese asunto, incluso para mostrar sus satisfacción de que sigo como CEO José Antonio Álvarez.

La presidenta del Santander llegaba a la junta de accionistas con el anuncio previo, mediante un hecho relevante, de la oferta para comprar la participación de los minoritarios de Santander México, que se calcula en torno al 25% y una inversión de 2.560 millones de euros.

“Creemos en México, en el potencial de sus sector financiero y de Santander México, que hoy es uno de los bancos líderes en el país”, ha reconocido Ana Botín. “Para nuestros accionistas, esta operación cumple con nuestros criterios estratégicos y financieros, tiene un retorno atractivo sobre el capital invertido y permite incrementar a futuro el beneficio del grupo y la generación orgánica de capital”.

Artículos relacionados