BBVA

BBVA ase­gura que el en­cargo no tiene nada que ver con ellos ni abona la mi­nuta

Francisco González contrata al bufete global Baker&Mckenzie para su defensa penal

El de­par­ta­mento pe­na­lista de este bu­fete in­ter­na­cional ya ha to­mado cartas en el asunto

Sin título
Baker&Mckenzie, en Madrid.

Francisco González, ex pre­si­dente del BBVA y di­mi­tido 'temporalmente' de la pre­si­dencia de Honor y la Fundación BBVA, está a punto de ce­rrar un acuerdo con la ofi­cina de Madrid del des­pacho in­ter­na­cional Baker&Mckenzie para su de­fensa penal en el caso de las es­cu­chas del ex co­mi­sario Villarejo, es­pio­naje en­car­gado bajo su pre­si­dencia por la en­tidad con sede en Bilbao, según ha sa­bido www.­ca­pi­tal­ma­drid.com

Presionado por las consecuencias que puedan tener para su persona las pesquisas realizadas por el juez de la Audiencia Nacional encargado del caso Villarejo, el magistrado García Castellón, el ex presidente del BBVA ha optado por poner sus suerte en manos de este conocido despacho de matriz norteamericana (fundado en Chicago, 1925), cuyo departamento legal dirige desde su dimisión como teniente fiscal de la Audiencia Nacional en 2012 el prestigioso letrado Jesús Santos.

Otro de los motivos del mandato es que tanto él como la entidad bancaria están recibiendo una lluvia de querellas y denuncias por parte de fondos inversores, accionistas privados y personas físicas supuestamente perjudicados por las actuaciones del ex comisario bajo el aparente encargo del banco que ahora preside Carlos Torres.

Pero la contratación del despacho norteamericano no tiene nada que ver con el BBVA, según explicó un portavoz consultado del BBVA. "FG es ex presidente a todos los efectos. Su caso es ya personal", añadió cuando se le planteó si se hacían cargo de sus costas. No obstante, y como adelantó este medio el viernes pasado, FG sigue acudiendo en coche del BBVA y con chófer pagado por la entidad a las oficinas de la Fundación BBVA en la madrileña calle de Recoletos.

Por su parte, consultado el despacho de abogados Baker&Mckinzie, declinaron hacer comentarios al respecto. "No damos información sobre quiénes con nuestros clientes", señaló una voz que atendió la llamada de CM.

Este despacho estaba presidido en España, hasta enero de 2014, por el que fuera miembro del equipo económico de Mariano Rajoy durante la campaña electoral de 2012, el ex agente de Cambio y Bolsa Manuel Pizarro, ex presidente de Ibercaja y de Endesa. Fue precisamente Pizarro quien sugirió a FG que contratara los servicios de Carlos Torres para el BBVA después que prestara servicios en la eléctrica española, actualmente de capital mayoritariamente italiano.

Fuentes jurídicas aseguran que García Castellón podría citar a Francisco González en breve a declarar. De ahí la urgencia de la contratación de un abogado por parte del ex presidente saliente del BBVA. La presencia de un bufete global de reconocido prestigio hace temer a que el caso pueda internacionalizarse, dada la presencia del BBVA en numerosos países.

Baker&Mckenzie, en su departamento fiscal, llevó también la defensa de Cristiano Ronaldo frente a Hacienda, pero diferencias en la estrategia provocaron varias dimisiones sonadas. También ha defendido en algunas causas puntuales del PP a Mariano Rajoy.

Artículos relacionados