DESDE EL PARQUET

Alcon anima las salidas a Bolsa

Mientras que las sa­lidas a Bolsa en España se en­cuen­tran li­mi­tadas a poco más de va­rias so­cimis y al­guna que otra em­presa, algo que de­bería ser ob­jeto de aná­lisis por parte de BME, en otros mer­cados como el ame­ri­cano o el suizo se es­peran ci­fras ré­cord este año tanto en can­tidad como en vo­lu­men.

La última operación destacada en el mercado suizo se ha producido esta semana con el debut en el mercado de Alcon, filial de salud visual recientemente escindida del gigante farmacéutico Novartis, dando lugar a la mayor operación de este tipo en el mercado de valores suizo en casi una década. La compañía también cotizará en la Bolsa de Nueva York.

Una salida que ha tenido una gran acogida. La compañía ha sido valorada en 26.900 millones de francos, algo menos de 24.000 millones de euros. Un precio por encima de las primeras estimaciones. Aun así, el valor ha subido con fuerza en su s primeros pasos en el mercado, todo lo contrario que su matriz. Algo lógico, teniendo en cuenta que Alcon suponía entre el 7,5% y el 10,5% de la capitalización de mercado de Novartis.

Una vez culminada la escisión y la salida a Bolsa de su filial, el principal objetivo de Novartis pasa ahora por mejorar los márgenes básicos de los medicamentos innovadores para 2022.

El grupo farmacéutico suizo compró Alcon a Nestlé en 2010 y ahora ha completado su segregación mediante la distribución de un dividendo en especie a sus accionistas y a los tenedores de ADR. Cada uno recibió una acción de Alcon por cada cinco títulos o ADR de Novartis en su poder a cierre del negocio el 8 de abril.

De este modo Novartis conseguirá tener un perfil financiero similar al de sus principales competidores del sector además de mejorar su posicionamiento para lograr un crecimiento sostenido de su beneficio y de sus ingresos. Al tiempo, tiene previsto seguir pagando un "sólido y creciente" dividendo anual, 2,5 euros por acción en la actualidad, sin realizar ajustes por la escisión de Alcon. Además, Novartis prevé completar su programa ya anunciado de recompra de acciones de hasta 5.000 millones de francos, unos 4.400 millones de euros, para finales de año.

Artículos relacionados