DESDE EL PARQUET

Enagás, vértigo en las alturas

El cambio re­gu­la­torio del sis­tema ener­gé­tico pre­visto para 2021 es fuente de preo­cu­pa­ción para se­guir apos­tando por Enagás. Pero no será pro­ba­ble­mente hasta fi­nales de este año cuando la CNMC, el re­gu­la­dordel Gobierno, ade­lante su pro­puesta sobre la re­mu­ne­ra­ción re­gu­lada. Entre tanto, el valor sube como la es­puma.

Las expectativas apuntan a que la recuperación de la deuda prevista obligará al organismo regulador a plantear una moderada bajada en la retribución financiera. Los expertos de Renta 4 plantean un posible escenario con un recorte de 60 millones de euros en los ingresos regulados.

Un tijeretazo a los ingresos de Enagás que la firma cree que podrá compensar gracias a la incorporación de nuevos proyectos internacionales a su cartera. En este sentido destaca la adquisición en diciembre del 13,2% del capital del operador griego Desfa. Operación realizada a múltiplos muy atractivos, según la firma.

Más recientemente, el pasado mes de marzo, anunció la compra, también a través de un consorcio, del 12,5% de la estadounidense Tallgrass Energy, que si bien le ha costado el empeoramiento de su perfil de riesgo por parte de Moody´s y una rebaja de rating de Standard and Poor´s, a juicio de Renta 4, le servirá en cambio para rentabilizar caja, mejorar su diversificación geográfica y lograr una mayor sostenibilidad de los resultados a largo plazo.

La compañía además continúa en busca de nuevas oportunidades para reforzar su actividad en Europa y en América con el punto de mira puesto en México, Perú, Chile y Estados Unidos.

Factores que han llevado a estos analistas a elevar el precio objetivo de Enagás un 10%, de 22,7 a 24,9 euros por acción. Pese a esta mejora, la espectacular evolución del valor en Bolsa hasta niveles muy exigentes. Con todo, aunque la firma reconoce unos parámetros de valoración bastante conservadores y una política de dividendos de las más atractivas del mercado, con una rentabilidad por este concepto superior al 6,8%, aconseja infraponderar debido a los exigentes múltiplos con los que cotiza Enagás tras marcar en estos días un nuevo récord histórico de precio.

Desde 2018, Enagás viene desarrollando una espectacular tendencia alcista con una rentabilidad del orden del 35% que le ha permitido superar por primera vez en su historia la cota de los 27 euros, lo cual explica los lógicos vértigos de estos operadores ante nuevas subidas. Sin embargo, de momento, el perfil técnico sigue inmaculado, con una subida acompañada por altos volúmenes de negocio.

Artículos relacionados