El BCE deja abierta una ven­tana de li­quidez que puede durar aún mucho tiempo

Las empresas vuelven al mercado para financiarse mejor y más barato

Las co­lo­ca­ciones de los bancos y Telefónica pueden ser sólo el co­mienzo de una larga serie de emi­siones

telefonica
Telefónica.

Los de­par­ta­mentos fi­nan­cieros de las grandes em­presas es­pañolas echan humo desde que el Banco Central Europeo (BCE) de­cidió re­trasar la subida de tipos hasta fi­nales de 2019 en su reunión de marzo. Desde en­ton­ces, no han de­jado de su­marse nuevas señales de que los tipos cero se­guirán mucho tiempo man­dando en la zona euro. El propio Mario Draghi ha ad­ver­tido que la ins­ti­tu­ción ya ha de­ba­tido tras­ladar la subida al primer tri­mestre de 2020... y el mer­cado cree que será más tarde.

El cambio de discurso sobre el precio del dinero en la zona euro ha movilizado a las empresas. ¿Cómo resistir la tentanción de financiarse en los mercados a precios de saldo? En conjunto, los gigantes de las empresas españolas ya tienen bien cargadas al alforjas pero, por qué no aprovechar para alargar los vencimientos a precios que difícilmente van a ser más competitivos. Muchos de ellos ya han movido ficha y otros lo harán muy pronto.

Las cifras del primer trimestre dicen que el volumen globlal de emisiones se ha disparado hasta cerca de 500.000 millones de euros en el euromercado, en torno a un 20% más que hace un año. Los bancos se han puesto a la cabeza de este movimiento. Tocados por el impacto que los tipos al 0% tendrán en sus márgenes, han decidido que es hora de aprovechar la única veta positiva de un escenario general cada vez más complicado.

La prueba es que en marzo, tras la reunión del BCE, los bancos han sido los mayores emisores con el objetivo de engordar sus colchones anticrisis de deuda. "Estamos ante otra gran ventana de liquidez, con precios increíblemente baratos por los que no hubiera apostado ni el más optimista de los expertos cuando empezó 2019. La tentación de emitir es demasiado fuerte", aseguran en una gran entidad financiera nacional.

Sólo las entidades no financieras ha emitido más de 95.000 millones de euros en el primer trimeste, la cifra más alta de los últimos cuatro años. Y en lo que va del mes de abril se mantiene la velocidad de crucero. Pero lo más importante es que la ventana de liquidez abierta puede ser de larga duración. "La economía europea no deja de perder tracción. No se ve una subida de tipos, por pequeña que sea, a un año vista", señalan fuentes del mercado.

Pero los expertos creen que el proceso no está exento de riesgos. La amenaza latente del 'Brexit', las elecciones generales en España o las rebajas de ráting que pueda provocar la creciente debilidad de la zona euro pueden provocar tensiones más o menos puntuales. Con estas cartas sobre la mesa, la empresas quieren atar nuevas emisiones en las próximas semanas. Otras ya han hecho sus deberes a precios que han satisfecho sus aspiraciones.

Sólo las compañías del Ibex 35 tiene que hacer frente a vencimientos de algo más de 50.000 millones de euros en 2021, de los que cerca de 40.000 millones corresponden al sector financiero y otra parte relevante a Telefónica, que el mes pasado emitió 1.300 millones de euros para refinanciar la recompra de bonos híbridos y otros 1.000 en deuda senior a 10 años. Abertis también emitió bonos por hasta 3.000 millones de euros.

Por ejemplo, también el mes pasado, BBVA emitió 1.000 millones en bonos convertibles, CaixaBank otros 1.000 millones en deuda senior 'preferred' y Bankia 500 en deuda senior. Es sólo el principio de la larga lista que está por llegar. Las entidades van a poner todo de su parte para financiarse a los tipos más baratos posibles y poder decir que el vaso de los tipos cero en Europa estaba medio lleno.

Artículos relacionados