SEGUROS

Su pre­si­dente, Antonio Huertas, anuncia que no in­ver­tirá en eléc­tricas de­pen­dientes del carbón

Mapfre aspira a un ROE del 10% con su nuevo plan estratégico hasta 2021

La junta ge­neral aprueba todas las pro­puestas con sólo pre­guntas de dos ac­cio­nistas

Junta general de Mapfre 2019.
Junta general de Mapfre 2019.

El pre­si­dente de Mapfre, Antonio Huertas, ha dado al­gunas pin­ce­ladas de lo que es su nuevo plan es­tra­té­gico hasta 2021. Entre los ob­je­ti­vos, está una me­jora de la ren­ta­bi­lidad hasta al­canzar un ROE del 10%, des­pués de haber ce­rrado en 2018 en el 6,4%. Además, el ob­je­tivo es tener unos in­gresos de 30.000 mi­llones de euros y un ratio com­bi­nado pro­medio del 96%. Más allá de los ob­je­tivos cuan­ti­ta­ti­vos, Huertas ya ha ade­lan­tado que de­jarán de in­vertir o ase­gurar a aque­llas eléc­tricas de­pen­dientes del carbón dentro de su nuevo plan de sos­te­ni­bi­li­dad.

La junta de accionistas de Mapfre ha sido un punto de inflexión entre los resultados del anterior plan estratégico y los objetivos fijados para los próximos tres años, después de un 2018 en el que el beneficio del primer grupo asegurador español se ha visto impactado por diversos factores externos y algunas decisiones de prudencia.

Su presidente, Antonio Huertas, ha fijado como una de las principales metas alcanzar una rentabilidad (ROE) del 10% en 2021, un porcentaje con el que se cubriría el coste del capital. El ROE de la aseguradora al cierre de 2018 se situaba tan sólo en el 6,4%, aunque sin el saneamiento del fondo de comercio acometido por "prudencia" se elevaría hasta el 8,4%.

"Creceremos de manera sostenible y prudente llegando en el 2021 a 30.000 millones de euros en ingresos o haber conseguido un crecimiento promedio en primas del 5% durante el trienio", se ha comprometido Huertas ante los accionistas convocados en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Otro de los objetivos fijados en el nuevo plan estratégico es un crecimiento de forma rentable en el negocio de Vida, con un incremento promedio de las primas del 8% anual hasta 2021, eso sí, "a tipos de cambio constantes" y en aquellos países con más potencial de crecimiento, tal y como ha precisado el presidente de Mapfre.

Dentro del crecimiento rentable, el grupo asegurador prevé un ratio combinado promedio del negocio de Vida del 96% en el trienio. A todos ellos se suman las metas fijadas en la gestión operativa y en una orientación al cliente, con el reto tecnológico de incrementar los ingresos del negocio digital en un 41%.

Nada de carbón

Al margen de los compromisos del nuevo plan estratégico, del que Antonio Huertas tan sólo ha ofrecido algunas pinceladas rápidas en su discurso de clausura de la junta de accionistas, también se han avanzado algunos objetivos dentro del nuevo plan de sostenibilidad que aún se está perfilando.

El rechazo al carbón parece ser una de las prioridades del mismo. "Vamos a dejar de invertir en empresas eléctricas en las que más del 30% de sus ingresos provengan de energía producida a partir del carbón. Y tampoco vamos a asegurar la construcción de nuevas plantas de generación eléctrica que funcionen con carbón, ni la explotación de nuevas minas de este mineral".

Después de justificar los resultados de 2018, como también hicieron al inicio de la junta tanto el vicepresidente de Mapfre, Ignacio Baeza, y el director financiero, Fernando Mata, el presidente del grupo asegurador tan sólo ha tenido que contestar a las dos intervenciones de accionistas que se han producido.

Y casi ha cerrado sus discurso de clausura con un compromiso muy claro. "Hemos iniciado un proceso de transformación cuyos resultados aún no se aprecian del todo en nuestras cuentas. Somos conscientes de ello. Pero les pedimos su confianza porque, al igual que cumplimos con nuestros compromisos de dividendos, también cumpliremos con nuestros objetivos de transformación, reflejados en el nuevo plan estratégico", ha argumentado Antonio Huertas.

Artículos relacionados