DESDE EL PARQUET

Grifols, positivo cambio de cromos

La di­ver­si­fi­ca­ción in­ter­na­cional es uno de los ob­je­tivos prio­ri­ta­rios de Grifols. Dentro de esta es­tra­tegia se en­marca el acuerdo de com­pra­venta de ac­tivos me­diante el in­ter­cambio de ac­ciones de su fi­lial es­ta­dou­ni­dense con el grupo chino Shanghai Raas.

Una oportunidad única, señala Grifols, para continuar su expansión internacional y fortalecer su posición en la República Popular de China, uno de los mercados mundiales con mayor potencial de crecimiento de productos plasmáticos y de soluciones de diagnóstico transfusional.

En concreto, el laboratorio de hemoderivados adquirirá el 26,2% de los derechos económicos y de voto de la compañía china a cambio de un 45% de los derechos económicos de la filial estadounidense Grifols Diagonostic Solutions -íntegramente participada por Grifols hasta ahora- y del 40% de sus derechos de voto.

La valoración de la filial se ha fijado en 4.279 millones de dólares mientras que el precio por cada acción de Shanghai Raas se ha situado en 7,50 yuanes con el fin de fijar el porcentaje de canje.

Una vez completada la operación, Grifols pasará a ser el segundo accionista de Shanghai Raas por detrás de Creat Group, que cuenta con el 26,7% del capital y se ha comprometido a no vender su parte a ningún competidor de Grifols, que tampoco podrá vender la suya en GDS a ninguna empresa china. De esta manera, Shanghai Raas se convertirá en el distribuidor en exclusiva de los productos de biociencia y diagnóstico de Grifols en la segunda economía del mundo.

A falta de la aprobación de los reguladores de China y Estados Unidos, la compañía española espera que la transacción, que no necesita de financiación externa, se cierre en la segunda mitad del año.

Noticia que los expertos creen ayudará a mantener la tendencia ascendente de la compañía en Bolsa tras un año pasado muy irregular al ir de más -llegó a marcar máximos absolutos a un paso de los 28 euros por acción- a menos al cerrar el ejercicio por debajo del precio de inicio.

Este año, de momento, registra una tímida revalorización acumulada inferior al 5%, pero que le sirve para consolidarse sin problemas sobre la línea de soporte marcada por el canal alcista que viene desarrollando desde 2012. Si se confirma este movimiento, el valor debería continuar su avance en busca de reconquistar la cota de los 27 euros en los próximos meses.

Artículos relacionados