El pre­si­dente del grupo confía en contar con un nuevo socio en Latinoamérica en 2020

Garralda (Mutua) negocia alianzas con grandes grupos para el reto de la movilidad

En con­tra­po­si­ción, des­carta tener ficha ban­caria ante la baja ren­ta­bi­lidad del sector

Ignacio Garralda, pte. de Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, pte. de Mutua Madrileña.

Ignacio Garralda, pre­si­dente de Mutua Madrileña, ha re­co­no­cido con­ver­sa­ciones con grandes grupos para tejer alianzas ante el reto que su­pone la mo­vi­lidad en las grandes ciu­dades y los nuevos com­por­ta­mientos de los jó­venes ante la te­nencia de un coche en pro­pie­dad. Este es uno de los retos dentro de su nuevo plan es­tra­té­gico hasta 2020, año en el que Garralda confía en haber en­con­trado un nuevo socio en Latinoamérica en una alianza como la que ya tiene con el grupo chi­leno BCI. En cam­bio, y tras ha­berlo es­tu­diado, re­nuncia a tener una ficha ban­caria ante la baja ren­ta­bi­li­dad.

Ignacio Garralda prefiere centrarse en el futuro que mirar al pasado, aunque el más reciente ha sido positivo con el resultado "consistente" logrado en 2018 con un incremento del 6% del beneficio neto y la primera posición lograda en el ramo de No Vida.

El presidente de Mutua Madrileña ya ha fijado sus prioridades con el nuevo plan estratégico que abarca hasta 2020, un periodo en el que tendrán que afrontar importantes retos en el ramo de autos como el que supone la movilidad en las grandes ciudades y los nuevos hábitos de los más jóvenes, poco partidarios de tener un coche en propiedad.

Ante ese reto de la movilidad, Garralda ha reconocido que "estamos en conversaciones con grandes grupos" para ofrecer servicios como el renting para particulares, un negocio pujante y que hasta no hace mucho parecía limitado a las empresas. Además, el grupo asegurador que preside también se apoyará en las nuevas tecnologías para cubrir las necesidades de sus clientes.

En el ámbito inorgánico, Mutua Madrileña continúa con la búsqueda de una nueva alianza con algún grupo asegurador en Latinoamérica con el que ampliar su expansión internacional tras el acuerdo que ya tiene con BCI. Ignacio Garralda ha reconocido que en dicha búsqueda van más lentos de lo que habían previsto por la complejidad que supone una operación de ese tipo.

No obstante, el presidente del grupo asegurador confía en que se pueda cerrar un acuerdo a finales de su actual plan estratégico en países como Perú, Colombia o México, mientras que ha descartado por completo otros mercados como Brasil o Argentina por su mayor riesgo. "Preferimos aquellos países del Pacífico que los del Atlántico", ha ironizado al respecto Garralda.

Al mismo tiempo, el presidente de Mutua ha descartado que su naturaleza mutualista suponga inconveniente alguno para poder negociar nuevas alianzas y ha descartado, al menos a medio plazo, afrontar un proceso de desmutualización para convertirse en una sociedad anónima, como en su momento hicieron algunos competidores como Mapfre.

Poco rentable

Más categórico se ha mostrado el presidente de Mutua Madrileña ante la posibilidad de hacerse con una ficha bancaria. Aunque se ha estudiado en los últimos tiempos, Ignacio Garralda descarta que vayan a dar ese paso por la poca rentabilidad que se puede obtener en estos momentos. "No vemos gran ventaja en tener un banco pequeño".

Respecto a su alianza con CaixaBank, Garralda ha subrayado que se considera "un paradigma" en el negocio de bancaseguros. Al mismo tiempo, el presidente de Mutua se ha mostrado satisfecho con su participación del 2,1% en el grupo presidido por Jordi Gual por lo que no habrá modificaciones en su paquete accionarial que ya les reporta en el último ejercicio unas plusvalías de 100 millones de euros.

Entre los puntos débiles y a pesar de los avances conseguidos, Ignacio Garralda se muestra poco satisfecho con la cuota de mercado del 4% en el ramo de Salud y aspira ir a más, aunque no lleguen a convertirse en la primera aseguradora del país en ese segmento. Otro de los objetivos es avanzar en el mercado de las gestoras independientes, tras las recientes adquisiciones parciales de Alantra y EDM, con las que cubren el segmento de banca privada para Mutuactivos.

Artículos relacionados