DESDE EL PARQUET

Nextil, crecimiento inorgánico

Los bol­sistas han re­for­zado su vi­gi­lancia sobre Nextil, an­tigua Dogi, ante la ex­pec­ta­tiva de que pueda salir pronto de la ten­dencia ba­jista desa­rro­llada a lo largo de los dos úl­timos años. Creen que las úl­timas me­didas adop­tadas como el cambio de de­no­mi­na­ción, la am­plia­ción de ca­pi­tal, la venta de ne­go­cios de­fi­ci­ta­rios, el split o los mo­vi­mientos para dar en­trada a nuevos so­cios me­diante la emi­sión de obli­ga­ciones con­ver­ti­bles ayu­darán a sacar al valor de la atonía en los pró­ximos me­ses.

El grupo textil se mantiene además muy activo en la búsqueda de oportunidades para integrar compañías en línea con los objetivos fijados en su plan estratégico 2015-2020. Recientemente ha adquirido la empresa portuguesa Sici por un importe de ocho millones de euros más variables en función de las ventas de la compañía.

Esta adquisición permite a Nextil fortalecer su posición en el sector del lujo, impulsar aún más sus ventas y avanzar al mismo tiempo en su proceso de internacionalización. Una operación que podría verse reforzada en breve con nuevas incorporaciones.

La compañía, controlada por el empresario valenciano Eduardo Navarro a través de la sociedad Businessgate, ha destacado en reiteradas ocasiones su intención de seguir comprando sociedades complementarias a sus negocios actuales y que generen valor al accionista. Para ello ya tendría a la vista varias operaciones en fase avanzada de negociación que se podrían cerrar en breve.

La principal preocupación del mercado respecto a este plan de integración y diversificación, con la incorporación de dos o tres nuevas empresas al año, es el potencial apalancamiento o nuevas ampliaciones de capital que deberá asumir el grupo. No obstante, las cifras parecen avalar de momento esta estrategia con un Ebitda normalizado por encima de los 10 millones de euros.

De seguir por esta senda, señalan en los patios de operaciones, el valor deberá empezar a despuntar para salir de la tediosa tendencia lateral en la que se encuentra con una resistencia cerca del euro por acción en la parte alta y un sólido soporte sobre los 0,6 euros en la parte baja. Al respecto, los expertos creen que los niveles actuales suponen una buena oportunidad para ir creando cartera de forma paulatina a largo plazo, pero mientras no supere y consolide el nivel del euro por acción será pronto para empezar a hablar de una posible senda alcista.

Artículos relacionados