El Ibex re­siste por en­cima de los 9.200 puntos y obliga a una re­ti­rada par­cial

Los bajistas sueltan lastre en España al quedarse sin negocio

Los ban­cos, prác­ti­ca­mente fuera del radar es­pe­cu­la­dor, ven ali­viar ten­siones

Ibex 35
Ibex 35

Poco a poco, la bolsa es­pañola se carga de ra­zones para el op­ti­mismo. No es ya que el Ibex 35 suba un 8% en el trans­curso del año su­perando las ex­pec­ta­tivas más op­ti­mistas cuando em­pezó 2019. Más im­pac­tante aún es que, a pesar de esta subida, los in­ver­sores ba­jistas estén echando el freno en el mer­cado es­pañol. Lejos de apostar por una re­ti­rada de la marea al­cista, están cu­brién­dose a la vista de que el Ibex aguanta firme por en­cima de los 9.200 pun­tos.

Los expertos creen que los 'hedge fund' se han quedado sin excusas a muy corto plazo para seguir estrechando el cerco a las empresas españolas, incluidas aquellas en las que más dinero han ganado en períodos tan cercanos como 2018, cuando la bolsa vivió un año decepcionante con los bancos como grandes víctimas. Este año, lo bajistas han dejado de especular contra el sector. Los movimientos han sido muy pocos y limitados.

"Si la banca respira, respira el Ibex 35. Los 'hedge fund' han decidido que los bancos ya no pueden bajar mucho más y se están creyendo el rebote de los últimos días. A diferencia de lo que ha pasado en otras ocasiones, los bajistas no están apostando por una corrección a pesar de la subida del 6%. Da la impresión de que han sacado la bandera blanca y, si se mueven, es para realizar beneficios. Muy suavemente, eso sí", señalan fuentes bursátiles.

Bankia, Acciona, Meliá Hotels o Cellnex dentro del Ibex 35, y Dia, Sacyr, Atresmedia o Neinor en el mercado continuo son buenos ejemplos de cómo los 'hedge' estan aflojando las cuerdas en el mercado español. En general son rebajas cortas, destinadas a recoger parte de las plusvalías acumuladas en un 2018 extrarodinario para sus intereses. Ahora, sus movimientos son aire fresco para el mercado español, un alivio para sus tensiones.

El último tramo de la temporada de resultados tampoco ha dado a los bajistas razones suficientes para reanudar su ataque. "En general, hemos visto cuentas de resultados bastante convicentes de constructoras, inmobiliarias y un puñado de valores industriales. Apenas ha habido sorpresas negativas, lo que ha deparado a la bolsa española un comienzo tranquilo del mes de marzo. Estos últimos han sido días de consolidación", señalan en un gran 'broker' español.

No obstante, son pocos los que cantan victoria. Los expertos recuerdan que los movimientos de los 'hedge' son cíclicos y que, salvo unas pocas excepciones, los descensos de las posiciones cortas han sido pequeños. Los bajistas se han limitado a reducir riesgos pero mantienen vivas importantes apuestas bajistas en sus valores favoritos de los últimos tiempos. No obstante, creen que la tranquilidad está garantizada al menos durante este mes de marzo y posiblemente hasta Semana Santa.

"Sera entonces cuando previsiblemente reaparecerán las tensiones", señalan fuentes bursátiles que creen que aunque está descontado un escenario político muy fragmentado en España, algunos grandes inversores reducirán posiciones de froma preventiva. En ese momentos, si además hay nuevos episodios de incertidumbre en Europa, malos resultados en el primer trimestre de 2019 o se recrudece la debilidad económica de la zona euro, los bajistas podrían volver a aparecer. Hasta entonces, calma chicha.

Artículos relacionados