El Ibex 35 perdió más de un 15%, pero no así la re­mu­ne­ra­ción de los di­rec­tivos

Los consejeros de las grandes aumentan sus ingresos pese los recortes en los mercados

Las em­presas del ín­dice re­par­tieron 247, 8 mi­llones de euros entre 457 vo­cales

ACS
ACS

El Ibex 35 re­co­rrió un ca­mino tor­tuoso du­rante el pa­sado ejer­ci­cio. La vo­la­ti­lidad se tra­dujo en re­cortes de más del 15% de me­dia, aunque hubo ex­cep­cio­nes. Cuando esto su­cede, nunca está de más en qué su­cedió con las re­tri­bu­ciones a los con­se­je­ros. Sobre todo, de las grandes em­pre­sas. El re­sul­tado es que la media de las co­ti­zadas realizó un ajuste del 1,9%, pero no fue así en las em­presas de mayor ta­maño que, en al­gunos ca­sos, au­men­taron sus par­tidas des­ti­nadas a di­rec­tivos pese a los re­cortes bur­sá­ti­les.

La regla de cuando se pierde en bolsa se traduce en menos salarios para los directivos nunca existe. O no se produce al menos con la proporcionalidad con la que se acometen ajustes para diferentes áreas de negocio de las empresas o, incluso, de plantilla. Siempre ha sido así y parece que el último ejercicio no ha sido para nada una excepción a tenor de los datos que conocemos a día de hoy.

La media de los salarios a los directivos de las cotizadas dentro del Ibex 35 se contrajo un 1,9%, sin incluir aún a ACS, IAG, Inditex e Indra -aún sin presentar sus informes- aunque las de mayor capitalización no siguieron ese camino. Todo ello, teniendo en cuenta que los beneficios netos de las acciones cotizadas dentro del selectivo perdieron un 0,1% en 2017, en parte por las pérdidas declaradas de Naturgy, debido a las provisiones por el deterioro de activos, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 9%.

Excluyendo el apartado de remuneraciones por sistemas de ahorro (fundamentalmente aportaciones a planes de pensiones), que en los formularios de ejercicios pasados no se encontraba incluido en el sumatorio total, sino que se reportaba de manera paralela. Teniendo en cuenta todo esto, los sueldos de los consejos sí que habrían caído un 6,5%. Pero disgregando por tipo de compañía el resultado es diferente.

Entre ellas destaca Banco Santander, que es una de las entidades que mejor retribuye a sus consejeros y que realizó una mejora del 0,40% sobre el ejercicio anterior, dedicando 26,62 millones de euros a sus ejecutivos, tal y como remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En la misma línea sobresale Naturgy, con un aumento de los pagos a los consejeros de un 188%. Cierto es que su recorrido en bolsa ha sido ascendente en más de un 30% y, además, se produjo un aumento de miembros del consejo, de 17 a 22, en los que se emplearon 22,72 millones de euros. También que sus aumentos de retribuciones se debieron a jubilaciones pactadas y acumuladas durante varios ejercicios.

Telefónica ha trazado una senda parecida al incrementar el salario de sus consejeros en torno al 18%. Por el contrario, en su caso, se ha producido una reducción del número de directivos en el consejo, pasando de 21 a 18. Eso sí, destinando en torno a los 12,79 millones de euros. El ahorro es evidente.

**Indemnizaciones millonarias^^

En el conjunto de las remuneraciones de 2018 se incluye el pago de 15,45 millones de euros a Rafael Villaseca, que dejó su puesto de consejero delegado de Gas Natural en el mes de febrero. Del conjunto general, 14,28 millones se destinaron a la indemnización tras su marcha. Eso provocó que el sueldo total del consejo ascendiera hasta los 23,12 millones de euros.

Asimismo, la jubilación del vicepresidente primero de Mapfre, Antonio Nuñez Tovar, que recibió 6,17 millones, incluida una pensión de 4,3 millones y una gratificación extra de 650.000 euros brutos. De esta manera, el consejo de Mapfre ganó un 14% más, en comparación con los datos de 2017.

Artículos relacionados