Kutxabank obtiene un beneficio de 332 millones de euros en 2018, un 10% más

Kutxabank
Kutxabank

El Grupo Kutxabank ha obtenido al final de 2018 un beneficio neto consolidado de 332,3 millones de euros, un 10% más que en 2017, con una aportación positiva de Cajasur de 19,5 millones de euros, según ha informado el banco en un comunicado.

Kutxabank ha destacado que el resultado se produce por la mejora de todas las variables vinculadas al negocio bancario, que aprovecha el impulso digital.

Los resultados, que antes de impuestos se han elevado hasta los 406 millones (+44% más), han sido presentados en la reunión del equipo directivo que la entidad ha celebrado esta mañana en el Bilbao Exhibition Centre.

En la reunión del equipo directivo, el presidente Gregorio Villalabeitia ha valorado el 'performance' de Kutxabank en un contexto marcado por los "signos de desaceleración" de la economía, por la "persistencia" de los tipos de interés en negativo, "por las tensiones geopolíticas que han añadido volatilidad a los mercados", y por "una intensa agenda supervisora y regulatoria".

En este entorno, el presidente de Kutxabank ha reconocido la "solidez sostenible" del resultado alcanzado, que se ha basado fundamentalmente en el crecimiento del negocio 'core' y de sus clientes carterizados "en la evolución positiva de la rentabilidad, y la fortaleza que reflejan la mejora de la tasa de morosidad y el nivel de solvencia".

En relación con la solvencia, Villalabeitia ha recordado que la Autoridad Bancaria Europea ha reconocido a Kutxabank como la primera entidad del sistema por cuarto año consecutivo y que ha vuelto a liderar las pruebas de estrés del Banco Central Europeo.

Por su parte, el consejero delegado del Grupo ha puesto en valor la capacidad del banco de generar capital de forma totalmente orgánica -diez veces superior a la media del sector-, la disminución de la tasa de mora desde el 10,35% al 3,86% actual, o que se hayan duplicado tanto la rentabilidad (ROE y ROA), como el resultado neto anual.

NEGOCIO BÁSICO Kutxabank ha basado el resultado final de 2018 en la "mejora de todas las variables" vinculadas al negocio con clientes, que se ha visto favorecido, según ha apuntado, por un "elevado volumen" en la nueva contratación de productos financieros, por el "dinamismo" del negocio asegurador, por la "positiva evolución" de las captaciones netas hacia productos fuera de balance y por el crecimiento de los clientes vinculados y digitales.

Todo ello, según ha destacado, ha permitido que los ingresos 'core' -compuestos por el Margen Financiero, más los ingresos por servicios y seguros-, hayan crecido un 2%, hasta los 1.057 millones.

Kutxabank ha indicado que a estas "palancas" se une la aportación de la cartera de inversiones, su "tradicional" política de prudencia en costes y por la menor necesidad de dotaciones ordinarias a causa de la mejora de la calidad del riesgo.

Los ingresos por servicios y seguros han crecido un 3,6%, y han alcanzado los 495,7 millones por la "buena evolución" de las captaciones netas en productos fuera de balance, la mejora de las comisiones por servicios y medios de pago, y por los resultados ligados a la actividad aseguradora.

La entidad ha destacado también el "fuerte y creciente impulso" del negocio asegurador, que ha aportado al Margen Bruto 136 millones, un 10% más.

Por su parte, el banco ha indicado que la cartera de participadas mantiene su "tradicional fortaleza" y contribuye "a la sostenibilidad del negocio". Los ingresos de la cartera de participadas han mejorado un "notable" 11,2%, hasta alcanzar los 74,8 millones.

El banco ha indicado que el "fuerte" impulso comercial permite que el Margen Bruto alcance los 1.088,7 millones, un 1,6% más que en 2017. Por su parte, los gastos de explotación mantienen una tendencia de contención y disminuyen un 4,6%, mientras los gastos de personal bajan un 3,4%, gracias a las "medidas de racionalización" de plantilla acometidas en los dos últimos ejercicios. Los gastos generales han caído un 8,6% y la partida de amortizaciones se incrementa en un 0,4%. En conjunto, el índice de eficiencia se sitúa en el 56,3%.

El banco ha indicado que el incremento de los resultados del negocio bancario, así como el apoyo de otros ingresos derivados de la cartera de participadas, permiten que las cantidades dotadas en 2018 "sigan siendo significativas", 185,1 millones, que le permiten "afrontar con seguridad el exigente entorno normativo y regulatorio".

Por otra parte, subraya que el Grupo Kutxabank ha contribuido con más de 382 millones de euros a las arcas públicas. En su última reunión, el Consejo de Administración del Banco propuso a la Junta General de Accionistas mantener en el 50% el reparto del dividendo con cargo al resultado anual, un total de 166 millones. En los cuatro últimos ejercicios, Kutxabank ha distribuido entre las Fundaciones bancarias accionistas 549 millones.

MOROSIDAD

Kutxabank ha destacado que en 2018 se ha confirmado la ""caída constante" de la tasa de morosidad. Las entradas de nuevos activos dudosos han descendido un 25% y el saldo de activos dudosos ha decrecido en casi 500 millones.

Ello ha supuesto una mejora de la ratio de mora de Kutxabank que, incluyendo los riesgos contingentes, se sitúa en el 3,86%, 104 puntos básicos menos que en 2017 y casi 200 puntos básicos menos que el sector. Según ha añadido, excluida la morosidad vinculada a la actividad inmobiliaria, la ratio de mora se reduce al 3,51%.

Kutxabank ha añadido que ha cerrado con "importantes avances" en el resto de indicadores de gestión y, al final de diciembre, tanto el coeficiente de solvencia total del Grupo como la ratio Core Tier I se han situado en el 16,1%. En su versión 'fully loaded', este índice ha quedado fijado en el 15,5%. Por su parte el índice de apalancamiento se ha mantenido como "el primero del Estado, y se ha situado en el 8,1%, muy por encima de la media del sector". El coeficiente ROE se ha situado en el 6,37%. Por su parte, el ROTE ha quedado fijado en el 6,84%, frente al 6,49% del ejercicio anterior.

Por otra parte, los Recursos de Clientes gestionados se han elevado hasta los 61.044 millones, un 2,8% más y se ha producido un aumento del 4,9%, por el "excelente comportamiento" de los depósitos a la vista, que subieron un 10,8%.

Las aportaciones netas a fondos de inversión y planes de pensiones y EPSV se han mantenido "en positivo", si bien la "mala evolución" de las valoraciones ha supuesto que estas partidas hayan disminuido un 1,7%.

INVERSIÓN CREDITICIA La inversión crediticia productiva se ha recuperado "de forma estable", un 0,3% en las redes minoristas. El banco ha destacado el aumento del 22,6% del volumen de las contrataciones de préstamos hipotecarios y su cuota hipotecaria en los lugares de origen se eleva por encima del 38%.

La contratación de préstamos para el consumo ha crecido un 19,8%, y en especial el 'Crédito Comercio', que se ha "disparado" hasta el 30%.

Por otra parte, ha indicado que la mayor actividad en el segmento de pymes se ha reflejado en el crecimiento del 12,3% en la nueva financiación a Pymes. Según ha añadido, este impulso positivo de las nuevas contrataciones ha logrado "apuntalar una evolución interanual positiva de los saldos de crédito a empresas que crece un 2,5%".

En el área de digitalización, ha destacado que en 2018, el 23% de los préstamos consumo contratados en Kutxabank fueron formalizados online. En la actualidad, casi 4 de cada 10 clientes de Kutxabank operan de forma casi exclusiva a través de internet, son por tanto clientes digitales, y generan el 57% del Margen Bruto.

Artículos relacionados