LA SEMANA BURSÁTIL

BCE y paro de EEUU en el horizonte

El final de la tem­po­rada de re­sul­ta­dos, con un ba­lance bas­tante po­si­tivo en ge­ne­ral; las me­jores pers­pec­tivas de cara a un acuerdo co­mer­cial entre las grandes po­ten­cias y la nueva po­lí­tica op­cional del BVE que pa­rece ser, se está de­jando notar de forma muy po­si­tiva en los mer­ca­dos. Lo que es a todas luces de agra­de­cer.

El Ibex 35 cerró el global de la semana pasada con un avance del 0,7%, saldando el mes de febrero con un alza del 2,5%, para quedar muy cerca de los 9.300 puntos, su mejor nivel desde octubre. Esta subida permite al selectivo situarse a tiro de piedra de los 9.400 puntos, su principal nivel de resistencia en el corto plazo. De superar y consolidar en los próximos días, el mercado podría estar ante un cambio de ciclo al alza después de haber tocado suelo por debajo de los 8.400 puntos al final del año pasado.

Ya no se trata, señalan los expertos, de una simple rotación de activos. Las subidas son generalizadas, con una clara recuperación de los valores del sector industrial y de la banca. Y ya solo quedan dos valores del selectivo en situación de rentabilidad negativa en el año, REE y la Caixa con caídas de apenas un 2%, fácilmente recuperables. Todo ello gracias a unos resultados empresariales muy alentadores, salvo pequeñas excepciones.

Pendientes del tira y afloja del Brexit, en los mercados se está recogiendo también con gran animación el acercamiento de posturas comerciales entre las dos grandes potencias económicas mundiales. La pasada semana, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, anunció la decisión de Estados Unidos de renunciar por el momento a su amenaza de imponer aranceles del 25% a productos chinos por un valor de 200.000 millones dólares. Una clara señal de los avances en las conversaciones entre ambas partes.

Estos dos factores, los resultados y las conversaciones comerciales, han solapado, aunque no del todo, algunos puntos conflictivos que estarían frenando los avances de la renta variable como la renovada tensión geopolítica entre EEUU y Corea del Norte, que rechaza frenar programa nuclear, o las señales problemáticas de la economía norteamericana observadas por Jerome Powell. El presidente de la Reserva Federal, de hecho, ha mostrado su predisposición a contener la reducción de su balance puesto en marcha en los últimos meses, junto a la subida de tipos de interés, al comprobar ciertos síntomas de ralentización de la economía.

En este nuevo escenario resulta muy complicado, señalan los expertos, saber cuál será el rumbo del mercado a más corto plazo. El selectivo se enfrenta ahora a una importante resistencia y la lógica de los últimos meses apunta a que no podrá superarla de momento, con tantos frentes abiertos todavía. Lo más probable, por tanto, es un nuevo ajuste, no demasiado intenso que sirva para ir consolidando posiciones.

No cabe descartar, sin embargo, la superación de la barrera sicológica de los 9.500 puntos en los próximos días dada la fortaleza mostrada desde principios de año, lo cual daría prácticamente por cerrado el proceso bajista del último año y medio y abriría por fin una nueva fase alcista cuyo siguiente nivel de congestión se situaría sobre los 10.000 puntos

Calendario semanal de Bolsa

Una vez cerrado prácticamente el capítulo de resultados empresariales, los inversores volverán a centrar toda su atención en los próximos días en los indicadores económicos a una y otro orilla del Atlántico, con la reunión del Banco Central Europeo y los datos de empleo en EEUU como principales focos de interés.

Este lunes no se esperan demasiados indicadores. Lo más destacado serán los precios de producción en la zona euro y los permisos de construcción y las ventas de vehículos en EEUU.

La sesión del martes vendrá condicionada por los datos de actividad PMI del sector servicios en China, España, zona euro, Reino Unido y EEUU. En el país americano se conocerán además el ISM no manufacturero, las ventas de viviendas nuevas y el presupuesto del Tesoro.

El miércoles, las principales referencias macroeconómicas llegarán desde EEUU, donde se publicarán la encuesta ADP de creación de empleo, la balanza comercial, los costes laborales, los pedidos de bienes duraderos y el libro Beige, informe de coyuntura económica.

La agenda financiera internacional también vendrá cargada de citas importantes entre ellas destaca la reunión del Banco Central Europeo que genera especial interés para conocer las previsiones de la entidad respecto a su política monetaria. En otro lado del océano se darán a conocer los créditos al consumo, buena piedra de toque para conocer las presiones inflacionistas.

La última sesión de la semana, el viernes, las miradas se centrarán en el informe de empleo americano del mes de febrero después de que la tasa de paro hay repuntado hasta el 4% en los últimos meses, aunque sigue estando en zona de pleno empleo.

Indra será el único valor del selectivo en presentar sus cuentas esta semana y lo hará hoy lunes.

Artículos relacionados