DESDE EL PARQUET

Acciona, en su mejor momento

El temor a una des­ace­le­ra­ción eco­nó­mica en Europa no le quita el sueño a Acciona que vive su mejor mo­mento desde hace más de una dé­cada tras la gran crisis de 2008. Y todo ello gra­cias a buenas ayudas de quien las tiene.

El grupo ha anunciado la adjudicación en estos días de dos contratos para el mantenimiento de carreteras en Canadá, país en el que está presente desde el año 2000, por un valor aproximado de 235 millones de euros.

Los contratos, otorgados por el Ministerio de Tranportes de Columbia Británica, suman 4.200 kilómetros de carreteras en el Oeste del país y tienen una duración de 10 años. La cotizada española se encargará de la seguridad en los desplazamientos y la reparación de todos los elementos de la carretera, además de los trabajos de respuesta en situaciones de emergencia, como las tareas de retirada de nieve, uno de los principales condicionantes para la movilidad en la zona.

Al tiempo se ha conocido que Acciona se encuentra en conversaciones con el operador ferroviario francés Société Nationale des Chemins de Fer Français, CSNCF), con el objetivo de entrar en el mercado de líneas de tren de la alta velocidad en España, cuya liberalización está prevista para 2020.

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ya reconoció a principios de mes conversaciones con tres posibles socios y que esperaba cerrar un acuerdo con uno de ellos antes de verano. Acciona mantendría una participación de al menos el 50% en el proyecto. Los otros posibles operadores serían la alemana Deutsche Bahn o la italiana Nuovo Trasporto Viaggiatori, para asociarse en el proyecto y poder competir con la compañía estatal española Renfe.

En enero, Acciona recibió la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para adquirir una participación mayoritaria en la sociedad Intermodalidad de Levante SA (Ilsa), que sería el operador del tren de alta velocidad privado.

Una intensa actividad que está animando la cotización de Acciona. Los títulos de la compañía se revalorizan más de un 32% desde comienzos del ejercicio y van con paso firma a reconquistar la cota sicológica de los 100 euros. A pesar de su buen momento, todavía le quedaría un largo camino hasta sus máximos comparable sobre los 160 euros de máximos alcanzados a finales de 2007.

Artículos relacionados