Llevan in­ver­tidos en España más de 40.000 mi­llones en los úl­timos años

Los fondos soberanos desatan el apetito inversor y exploran nuevos sectores

El la­drillo pierde atrac­tivo frente a otros sec­tores como el tec­no­ló­gico o el quí­mico

Depósitos
Inversiones.

Las manos fuertes ex­tran­jeras miran por el ca­ta­lejo y en­cuen­tran cada vez más atrac­tivo en España. Así lo des­vela los úl­timos datos de los fondos so­be­ranos in­ter­na­cio­na­les, que han in­ver­tido ya más de 40.000 mi­llones de euros en España du­rante los cinco años y han des­per­tado aún más su in­terés en los ac­tivos na­cio­nales du­rante los dos úl­timos ejer­ci­cios. Además, ganan in­terés seg­mentos como la tec­no­lo­gía, el con­sumo o la in­dus­tria quí­mica, en de­tri­mento de las in­mo­bi­lia­rias.

La búsqueda del valor en suelo español parece que sigue disparándose en estos tiempos. La mayor parte de la bolsa española se encuentra en manos de los extranjeros. Ya no es ninguna novedad. Sin embargo, las cantidades que se están empleando son cada vez más grande. Especialmente si nos centramos en los fondos soberanos internacionales, cuyo radar lleva centrado en el parqué madrileño hace algún tiempo.

El informe Sovereign Wealth Funds 2018, elaborado por IE University y el Icex, detalla la creciente apuesta de estos grandes inversores en empresas españolas. Según el estudio, la inversión de estos fondos durante el último ejercicio en España ascendió a 1.200 millones de euros, lo que hizo que se superara la barrera de los 1.000 millones por segundo año consecutivo. Números que evidencian las apuestas actuales.

En la actualidad hay hasta 91 fondos soberanos en todo el mundo que gestionan activos por 8,1 billones de dólares. Lo llamativo es que el tradicional peso que tenía el sector inmobiliario para este tipo de inversores ha dado paso a un mayor protagonismo del sector tecnológico, químico y de consumo.

A este respecto, la directora ejecutiva de ICEX - Invest in Spain María Jesús Fernández, considera que “por segundo año consecutivo estas inversiones superan los mil millones de euros demostrando el alto interés de estos inversores por la economía española”. De esta forma cree que el presente trabajo desempeñado por primera vez hace siete años “confirma nuestra percepción inicial de que los Fondos Soberanos iban a ser un actor destacado en la economía mundial y española”. En especial en segmentos como el sector el inmobiliario que, aunque se ha enfriado con los últimos datos que tenemos sobre la mesa, ha liderado el apetito inversor en los últimos tres años. Igualmente, según el informe, también se han desarrollado operaciones a gran escala en otras áreas como el comercio electrónico, que el pasado ejercicio destronó a la construcción como el primer destino de la inversión de este tipo de vehículos.

Inversiones en auge

Los mayores fondos soberanos del mundo están liderados por el fondo de Noruega, con más de 1 billón de dólares de activos bajo gestión, seguido de China Investment Corporation (940.000 millones) y Abu Dhabi Investment Authority (828.000 millones).

Con todo, el fondo que tiene una mayor actividad por volumen de operaciones fue Temasek, de Singapur, que protagonizó el 36% del total de operaciones hasta septiembre del pasado año. Justo por detrás, el fondo chino GIC, con el 22% del total. Así, Estados Unidos acaparó el 38% de todas las inversiones mundiales, seguido de China, con un 12%, e India con un 7%. Reino Unido fue el primer país europeo receptor de inversiones, con un 7% del total.

El ejemplo del fondo soberano noruego

Siguiendo con el mismo hilo, es el fondo soberano de Noruga el que realiza unas inversiones más elevadas dentro del mercado español. En este sentido, Banco Santander sigue a la cabeza de sus apuestas, con un total de 1.700 millones de euros, pese a que los números caen un 12,4% en comparación con 2017.

Igualmente, Iberdrola, es la segunda posición de su cartera, con un aumento del 10%, hasta los 1.350 millones de euros. Inditex cede el tercer puesto, tras disminuir su participación a la mitad y avanza BBVA, con un patrimonio invertido de 813 millones, un 7% más alto. Un claro ejemplo del potencial que estos vehículos ven en España.

Artículos relacionados