ANÁLISIS

La te­leco vin­cula el 20% del sa­lario va­riable de sus di­rec­tivos a ob­je­tivos de sos­te­ni­bi­lidad

Telefónica aporta 53.000 millones a la economía de los países en los que opera

El PIB es­pañol re­cibió 15.000 mi­llones y Hacienda in­gresó otros 2.700 mi­llones

telefonica
telefonica

Telefónica aportó el ejer­cicio pa­sado 53.000 mi­llones de euros al Producto Interior Bruto (PIB) de todos los países en los que opera. De ellos, 14.986 mi­llones co­rres­pon­dieron a España, según el in­forme de ges­tión con­so­li­dado de 2018. La te­leco des­tinó además al pago de im­puestos unos 10.000 mi­llo­nes, de los cuales 2.700 mi­llones fueron a parar a la ha­cienda pú­blica es­pañola.

De cada 100 euros de ingresos que genera la compañía, casi 21 euros se destinan a la pago de impuestos, según señaló la directora general de Finanzas y Control, Laura Abasolo. Tras España, el país que más impacto económico generó fueron Brasil con 14.260 millones de euros (1,07% del PIB local); Alemania, con 6.203 millones (0,2% del PIB) y Reino Unido con 5.879 millones (0,28%).

En 2018, unos 10.500 proveedores trabajaron con Telefónica y gastó 25.804 millones de euros en compras. Un 80% de las operaciones realizadas se adjudicaron a proveedores locales.

Respecto al empleo, Telefónica cerró 2018 con una plantilla de más de 120.000 profesionales, de los cuales el 97,7% son fijos. Telefónica genera 1,2 millones de puestos de trabajo entre empleos directos, indirectos e inducidos en el conjunto de la geografía donde opera. La directora de Ética Corporativa y Sostenibilidad, Elena Valderrábano, ha señalado que por cada empleo que crean generan 9,7 adicionales.

Insatisfechos con la cotización

La directora general de Finanzas reconoció por su parte que no se sentían satisfechos con el comportamiento que la compañía estaba teniendo en Bolsa, pero destacó que, desde la mitad de 2016 Telefónica, había reducido su deuda en unos 12.000 millones de euros.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha centrado gran parte de sus objetivos futuros en la sostenibilidad, apoyándose para ello en la confianza del cliente y la sociedad, la igualdad y el cambio climático. Por primera vez, la teleco española vinculará el 20% del salario variable a objetivos de sostenibilidad.

Laura Abasolo, y Elena Valderrábano, han señalado que la empresa trabaja y apuesta por un mundo completamente sostenible a través de tres pilares: crecimiento a través de una conectividad inclusiva, credibilidad y confianza de la sociedad y la eficiencia en todas las operaciones.

En el desarrollo del capital humano, la compañía está llevando a cabo la capacitación de los trabajadores en torno a nuevas habilidades comerciales y tecnológicas, como el cloud y la inteligencia artificial. El 95% de la plantilla participó en 2018 en algún tipo de iniciativa de formación y aproximadamente una quinta parte del total lo hizo en temas de Big Data y habilidades digitales.

Apuesta por la diversidad

El consejo de administración definió en 2017 la diversidad como la principal fuente de talento, marcando dos prioridades: reducir la brecha de mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en la empresa y atraer talento joven. En la actualidad, el 38% de la plantilla está compuesta por mujeres, que representan el 23% de los puestos de dirección. Y el objetivo es que para 2020 esa proporción se eleve al 30%.

Por otro lado, la compañía destaca que ha cumplido con dos años de antelación los objetivos en materia de energía y emisiones. Así, el consumo de energía por unidad de tráfico se sitúa en un 64% frente al 50% fijado. El 58% debla energía consumida procede de fuentes renovables, ocho puntos por encima de su objetivo. El compromiso es alcanzar el 100% a nivel global en 2030.

A finales de 2018, Telefónica había digitalizado un 65% de todos sus procesos, particularmente los comerciales, y espera culminar esta transformación en 2025. El despliegue de red de fibra y cable ha alcanzado los 83 millones de unidades inmobiliarias y la cobertura LTE/4G es del 76% a nivel global, siendo ya prácticamente un 100% en Europa.

Artículos relacionados