DESDE EL PARQUET

Service point, todo sigue igual... o ¿No?

Algunos ha­bi­tuales de los foros bur­sá­tiles se pre­guntan en estos días que po­si­bles cam­bios es­tarán ob­ser­vando los ope­ra­dores para estar vol­viendo a tomar po­si­ciones en Service Point. Las ac­ciones del dis­tri­buidor de ma­te­riales de ofi­cina acu­mulan un re­torno en el año su­pe­rior al 55% y lu­chan por en­ca­ra­marse al top 10 de las em­presas del mer­cado con­tinuo más re­va­lo­ri­zadas en el ejer­ci­cio.

Un significativo rebote que le ha permitido recuperar importantes niveles de referencia, pero que no tiene demasiada explicación. Las cuentas del grupo a cierre del 2018 han sido nuevamente decepcionantes. Las pérdidas anuales se han elevado a cerca de 700.000 euros, un 72% superior a las contabilizadas un año antes. Y aún peor, ninguna de las líneas en la cuenta de resultados refleja mejoras.

Las ventas, el margen bruto y el Ebitda, han reflejado un progresivo y preocupante deterioro consecuencia de la desvinculación de uno de los principales clientes de BPO en la filial española, así como la disminución de los volúmenes durante el año.

Con todo, la firma ha vuelto a destacar el saneamiento del balance de situación realizado en los dos últimos años que le ha permitido abonar toda la deuda asociada al concurso de acreedores con un accionista mayoritario, Paragon Group con el 80% del capital. Por lo demás, la compañía insistiendo en su plan estratégico de crecimiento orgánico, mediante la inversión en equipos de producción y personal para mejorar la competitividad y eficiencia, y de crecimiento vía adquisiciones.

Al respecto, la compañía lleva tiempo anunciando prospecciones de cara a posibles adquisiciones en el área de comunicaciones con clientes y soluciones gráficas con el fin de penetrar tanto en nuevos segmentos como en nuevos mercados. Pero lo cierto es que sigue sin dar grandes noticias en este sentido. Es decir, todo sigue más o menos igual respecto a hace unos meses cuando su precio se deslizó a 0,39 euros por acción, mínimo absoluto.

La cotización de la compañía es precisamente lo único que ha cambiado. Las acciones de Service Point han pasado a superar el rango de los 0,6 euros por acción en un movimiento que le ha servido para mejorar notablemente su perfil técnico. Los amantes de los gráficos creen incluso que el valor podría haber entrado en una fase alcista con un primer techo en torno a los 0,8 euros.

Artículos relacionados